Aunque algunos equipos de la Liga Americana y la Liga Nacional juegan entre sí durante la temporada regular, la atracción que brinda el Juego de Estrellas no ha disminuido en lo absoluto. El factor de éxito del juego conocido como el Clásico de Mitad de Verano -la oportunidad de observar a los mejores jugadores de Grandes Ligas en el campo de juego al mismo tiempo- permanece intacto.

Ocasionalmente, el simple hecho de verlos juntos ya es un espectáculo único, evidenciado por la amplia colección de estrellas que rodearon al integrante del Salón de la Fama Ted Williams durante las ceremonias previas al partido en 1999 en el Fenway Park de Boston. El Juego de Estrellas pudiera ser un partido de exhibición que no tiene efecto en los standings -aunque desde el 2003, la liga del equipo ganador obtiene el derecho de abrir la Serie Mundial en casa- pero al final no deja de ser un juego de béisbol.

Los jugadores llevan puesto el uniforme, los umpires están en sus posiciones normales, y las carreras y los outs cuentan. Los elementos están ahí para crear momentos especiales diferentes a los de la temporada regular y la postemporada.

A continuación se enumeran los diez mejores momentos en la historia del Juego de Estrellas. ¡Que comiencen los argumentos!

10. 6 de julio de 1983, Comiskey Park de Chicago: La racha perdedora más larga en la historia del Juego de Estrellas -11 juegos- llegó a su fin en el 50 aniversario de este evento. Un rally de siete carreras por parte de la Liga Americana en el segundo ining a expensas del zurdo de los Gigantes Atlee Hammaker fue coronado por un grand slam del jardinero central de los Angels Fred Lynn, el único cuadrangular con las bases llenas en la historia del Juego de Estrellas.

9. 10 de julio del 2001, Safeco Field de Seattle: Viendo acción en su Juego de Estrellas número 18 y el último de su carrera, el infielder de 40 años Cal Ripken Jr. se despidió memorablemente con un cuadrangular en la tercera entrada frente al derecho Chan Ho Park. Ripken, quien estaba programado para iniciar en la tercera base por la Liga Americana, jugó el primer ining en su vieja posición como paracorto gracias a un buen gesto del entonces astro de los Rangers Alex Rodríguez.

8. 13 de julio de 1971, Tiger Stadium de Detroit: La Liga Americana puso fin a una racha de ocho derrotas en fila con una victoria por 6-4 en un partido donde se conectaron seis cuadrangulares, siendo el más impresionante un cañonazo de dos carreras de Reggie Jackson, quien bateó como emergente por su compañero de los A's Vide Blue, en la tercera entrada en contra del derecho de los Piratas Dock Ellis. La bola se estrelló en un transformador de energía en la base de una torre de luz por encima del techo en el jardín derecho central.

7. 17 de julio de 1964, Shea Stadium de Nueva York: El derecho de los Filis Johnny Callison, usando un casco de batear de los Mets, conectó un jonrón de tres carreras con dos outs en contra del relevista de Boston Dick "El Monstruo" Radatz, encabezando una novena entrada de cuatro anotaciones en una remontada de la Liga Nacional para ganar el partido, empatando así la serie de todos los tiempos con 17 triunfos por bando, con un empate.

6. 12 de julio de 1955, County Stadium de Milwaukee: Uno de los seis cuadrangulares -un record en la historia del Juego de Estrellas- por parte de Stan Musial de los Cardenales fue un cañonazo en la duodécima entrada en contra del derecho de los Medias Rojas Frank Sullivan para completar una remontada a un déficit de 5-0 por la Liga Nacional y dejar tendidos en el terreno a los jugadores de la Liga Americana.

5. 10 de julio de 1934, Polo Grounds de Nueva York:En el segundo Juego de Estrellas el zurdo de los Gigantes Carl Hubbell impresionó a todo mundo al ponchar en seguidilla a cinco de los bateadores más temibles de la Liga Americana -Babe Ruth y Lou Gehrig de los Yankees, Jimmie Foxx de los Atléticos, Al Simmons de los Medias Blancas y Joe Cronin de los Senadores- todos ellos posteriormente electos al Salón de la Fama, así como el mismo Hubbell. La hazaña no fue igualada sino hasta el año de 1986, cuando el mexicano de los Dodgers Fernando Valenzuela abanicó, en orden, a Don Mattingly de los Yankees, Cal Ripken Jr., Jesse Barfield de los Azulejos, Lou Whitaker de los Tigres y al lanzador y también mexicano de los Cerveceros Teddy Higuera. Sólo Ripken ha llegado al Salón de la Fama.

4. 8 de julio de 1941, en el Briggs Stadium de Detroit:Un cuadrangular de tres carreras de Ted Williams en contra del derecho de los Cachorros Claude Passeau con dos outs en la parte baja de la novena entrada coronó un rally de cuatro anotaciones en la victoria de la Liga Americana por 7-5. Williams consideró esto la mayor hazaña en su carrera y le robó la atención al paracorto de los Piratas Arky Vaughan, el primer pelotero en conectar dos jonrones en un Juego de Estrellas.

3. 11 de julio de 1950, Comiskey Park:El primer Juego de Estrellas que se va a extrainings fue ganado en la decimocuarta entrada por un cuadrangular del segunda base de los Cardenales Red Schoendienst, bateando a la derecha en contra del zurdo de los Tigres Ted Gray. Otro lanzador de Detroit, Art Houtteman, le había permitido a la Liga Nacional igualar la pizarra mediante un jonrón del jugador de los Piratas Ralph Kiner. En la primera entrada, Kiner elevó profundo al jardín izquierdo, y Williams hizo una excelente atrapada por encima de la barda. Posteriormente se reveló que Williams se fracturó un hueso de su codo en esa atrapada, y aún así jugó ocho entradas en ese partido.

2. 15 de julio del 2003, U.S. Cellular Field de Chicago: Con la ventaja de abrir en casa en la Serie Mundial para la liga que resultara ganadora en el Juego de Estrellas por primera vez en juego, el tercera base de los Rangers Hank Blalock le dio ese privilegio a la Liga Americana al conectar un tremendo cañonazo de dos carreras en la octava entrada en contra del taponero de los Dodgers Eric Gagne para una victoria por 7-6. Sin embargo, ese fue el único salvamento desperdiciado por Gagne en toda la temporada, quien se encontraba a la mitad de una racha de 84 rescates consecutivos a lo largo de dos temporadas.

1. 14 de julio de 1970, Riverfront Stadium de Cincinnati: Quizás el más grande ejemplo de qué tan serio la Liga Nacional tomó el Juego de Estrellas en esos días se dio en la última jugada de este partido, cuando el corredor de los Rojos Pete Rose arrolló al receptor de los Indios Ray Fosse en la parte baja de la duodécima entrada para anotar la carrera decisiva mediante un sencillo de Jim Hickman de los Cachorros en contra del zurdo de los Angels Clyde Wright para ganar por 5-4.