NUEVA YORK -- La oportunidad de jugar en el Yankee Stadium fue algo grande para la mayoría de los prospectos que participaron en el Juego de las Futuras Estrellas del 2008, y el cubano Eduardo "Eddie" Morlán, lanzador de la organización de los Rays, no fue ninguna excepción.

"Para mí fue una gran sorpresa", le dijo Morlán a LasMayores.com. "Estuve lesionado al principio de la temporada, así que jamás hubiera pensado que me iban a convocar", expresó el producto de la escuela secundaria Miami Coral Park en la Florida. "Y el hecho de que sea el último año en el Yankee Stadium...es impresionante, realmente no tengo palabras para describirlo."

Tal vez le faltaron las palabras, pero no le faltó el buen pitcheo para sacar un cero lanzando por el Equipo del Mundo ante el Equipo de los Estados Unidos, en la victoria por 3-0 de los jóvenes internacionales. En su única entrada, Morlán no permitió hits, ponchó a uno y otorgó una base por bolas.

El nacido en La Habana está en su primera temporada con en la organización de los Rays, ya que llegó a Tampa Bay procedente del sistema de Minnesota en el cambio que envió a Matt Garza y Jason Bartlett de Mellizos al equipo floridiano por Delmon Young, más dos prospectos de liga menor.

"Estoy nuevo en la organización, pero me gusta lo que he visto hasta ahora", dijo Morlán, que este año lleva efectividad de 3.72 en 14 apariciones con el Doble-A de los Rays, el Montgomery Biscuits. Tiene un juego salvado y 15 ponches en 19.1 entradas lanzadas.

Este derecho de 22 años de edad ha dividido su tiempo entre abridor y relevista desde que fue firmado en el 2004, pero confianza no le falta. Inclusive, cree que puede algún día unirse a la buena camada de lanzadores jóvenes en los Rays a nivel de Grandes Ligas que incluye a Scott Kazmir, el mismo Garza y Andy Sonnanstine.

"Claro que puedo hacerlo. Sólo necesito la oportunidad, y ya verán."