NUEVA YORK -- El piloto de los Rockies Clint Hurdle dijo la semana pasada que no se imaginaba un Juego de Estrellas sin el toletero dominicano Albert Pujols, así que lo llamó al equipo luego de que los fanáticos no votaron por él.

Hurdle tampoco pudo completar su alineación para el Clásico de Verano sin incluir al quisqueyano.

"Creo que quiero a Albert como cuarto bate", dijo Hurdle.

Hurdle nombró a Pujols como el bateador designado y cuarto bate en la alineación titular para la versión número 79 del Juego de Estrellas, la cual fue anunciada en una rueda de prensa en Nueva York. Hurdle también nombró al derecho de los Cerveceros Ben Sheets como el abridor de la Liga Nacional.

La parte alta de la alineación se formó naturalmente, con el estelar torpedero dominicano de los Marlins, Hanley Ramírez como primer bate, el intermedista de los Filis, Chase Utley como segundo y el bateador de ambos lados Lance Berkman en el tercer lugar.

Por supuesto que los poderosos bates cayeron a puestos más bajos en la alineación, como Chipper Jones de los Bravos (de quinto bate), Matt Holiday de los Rockies (sexto) y Rayn Braun de los Cerveceros (séptimo). Pero Hurdle dijo que pudo tener un balance de rapidez y poder en toda la alineación.

"El mejor bateador de un equipo casi siempre cae como séptimo u octavo bate, eso ha sucedido desde el primer Juego de Estrellas", indicó Hurdle. "Así que hice varias alineaciones, y lo pensé, aunque estos hombres han juntado buenas estadísticas, lo que tengo en cuenta es su corazón".

La Liga Nacional no ha ganado en 11 años, incluyendo el empate en el 2002.

"Haremos el esfuerzo de darle fin a esta mala racha", indicó Hurdle. "No vamos a buscar un empate. Definitivamente vamos a darlo todo".

En su primer Juego de Estrellas, Hurdle tratará de darle la oportunidad de jugar a aquellos que fueron invitados y tratar de ganar el encuentro. Desde el 2003, la liga ganadora se lleva la ventaja de local en la Serie Mundial.

Hurdle vivió en carne propia lo importante que es eso. Los Rockies ganaron 21 de 22 juegos, contando su excelente final de temporada regular y una racha invicta en la postemporada de la Liga Nacional, y llegaron a la Serie Mundial.

Pero los Rockies tuvieron que esperar ocho días, después tuvieron que ir a Boston, en donde perdieron el primer juego 13-1. En el Juego 2 cayeron, 2-1, y resultaron barridos.

"Este juego ahora le da a los equipos una mejor oportunidad de ganar un campeonato, y quiero asegurarme que este equipo [la Liga Nacional] tenga en cuenta eso", dijo Hurdle.

"En un mundo perfecto, claro -- todos jugarían y eso sería bonito. Pero al final, creo que tenemos que tratar este juego con respeto y con el valor que se le ha dado, el hecho que la ventaja de local está en juego".