NUEVA YORK - Cuando Carlos Mármol fue convocado para participar en el Juego de Estrellas, el dominicano se sorprendió y hasta se asustó un poco.

"Me dijeron que el manager quería hablar conmigo, pensaba que me iba a enviar a las menores", dijo de manera jocosa Mármol, relevista de los Cachorros de Chicago. "Ya inclusive tenía las maletas hechas para viajar a Santo Domingo".

Pero al fin al cabo Mármol no tenía destino a su país natal ni mucho menos iba a liga menor, sino al Bronx para sustituir a su compañero del equipo de Chicago, el cerrador Kerry Wood, quien tiene una ampolla en un dedo de la mano de lanzar.

Como casi todos los peloteros jóvenes en su primer Juego de Estrellas, Mármol está emocionado de participar en este Clásico en el mismo Yankee Stadium. "Se siente muy bien, estamos contentos con eso", expresó el nativo de la localidad de Bonao, R.D.

Mármol, "preparador de mesa" del taponero estelar Wood, compitió fuertemente con el segundo por el puesto de cerrador de los Cachorros en la primavera del 2008, pero al final el manager de Chicago, Lou Piniella, optó por el Wood, quien lleva 24 juegos salvados en 29 oportunidades en lo que va de la presente temporada.

Carlos parece haberse acoplado bien a su papel. "Me siento bien en ese rol, en cualquier rol, porque el béisbol es el béisbol, hay que sacar los outs de cualquier manera", manifestó el derecho, que tiene 2-3 con 4.13 en 49 presentaciones este año, además de una impresionante cantidad de 70 ponches en 52.1 entradas lanzadas.

De hecho, el bullpen de los Cachorros luce como uno de los más fuertes de Grandes Ligas, con Wood, Mármol, Bob Howry, Neal Cotts y el recién adquirido Chad Gaudin, entre otros. "Todos estamos haciendo el trabajo en equipo", refiriéndose Mármol al cuerpo de relevistas de Chicago, "y así nos están saliendo bien las cosas."

Como tanto se ha hablado y se ha señalado, los Cachorros de Chicago no ganan la Serie Mundial desde 1908, y la fanaticada del equipo del norte de la Ciudad de los Vientos-una de las más fieles del béisbol-tiene hambre de un título. En esta temporada, los Cachorros llevan 37-12 en su casa del Wrigley Field, la mejor marca como local en la Liga Nacional, y a sólo puntos de porcentaje de los Medias Rojas como la más impresionante de Grandes Ligas.

"Nos inspiramos más (en casa)", dijo Mármol al pedírsele una explicación del dominio de su equipo en el Wrigley. "Hay mucha armonía ahora mismo allá en el Wrigley".

Parece que hay armonía en todo lo que rodea los Cachorros, que tienen récord de 57-38 en la pausa del Juego de Estrellas, mejor de la Liga Nacional y que le ha valido una ventaja de 4.5 juegos por encima de San Luis en la División Central. De su parte, Mármol no quiere hacer pronósticos de un título, sino que disfruta su momento en Nueva York y se limita a expresar lo que todo el mundo sabe en Chicago. "Estamos jugando muy bien ahora mismo". Es poco decir.