NUEVA YORK -- J.D. Drew y los Medias Rojas de Boston gozaron de momentos gratificantes en la semana del Juego de Estrellas en el Yankee Stadium.

Drew conectó el jonrón de dos carreras que empató la pizarra en el séptimo inning el martes y se llevó a casa el codiciado trofeo después de un animado clásico de media temporada al coronar una magnífica actuación de los Medias Rojas en Nueva York.

El jardinero de Boston también pegó de sencillo y terminó de 4-2 para ayudar a la Liga Americana en la victoria 4-3 en 15 entradas sobre la Liga Nacional en un partido de cuatro horas y 50 minutos.

"Uno de esos acontecimientos indescriptibles", expresó Drew cerca de la segunda base mientras recibía abucheos de los escasos espectadores que quedaban en el estadio a las 1.50 de la madrugada del miércoles.

Drew fue obsequiado con un vehículo grande todo terreno de color blanco por ganar el premio que lleva el nombre de Ted Williams, quien jugó con los Medias Rojas y ya está en el Salón de la Fama.

Todo encaja.

Siete miembros de los Medias Rojas fueron seleccionados para el tributo ofrecido como parte del Juego de Estrellas al estadio también conocido como La Casa que Ruth Construyó en la última temporada del parque, incluido el manager de la Liga Americana Terry Francona.

Los Medias Rojas incluso ganaron el domingo el partido Futures Game entre las principales promesas del béisbol, cuando el jugador de Boston Che-Hsuan Lin de 19 años sonó por el equipo World el vuelacercas de dos carreras que le valió el premio al Jugador Más Valioso.

Drew botó la pelota ante el derecho dominicano Edinson Vólquez de los Rojos con dos outs en la séptima entrada y empató la pizarra a 2-2 para convertirse en el 15to jugador que pega de jonrón en su primer turno al bate en el Juego de Estrellas.

Abucheado en gran parte del encuentro junto con el resto de los Medias Rojas, Drew fue aclamado sin embargo por los espectadores en el Yankee Stadium cuando corrió las bases.

Los Medias Rojas fueron criticados cuando contrataron por 70 millones de dólares a Drew que estaba lesionado. El contrato por cinco años fue firmado cuando el jugador era agente libre antes de la temporada anterior.

Luego de un arranque flojo en Boston, conectó un grand slam en la serie de campeonato por la Liga Americana del 2007 contra Cleveland. Este año ha seguido mostrando su talento al batear de .302 con 17 jonrones e impulsar 55 carreras.

La producción de Drew ha sido crucial para Boston, y contribuido a cubrir el hueco dejado por el toletero dominicano David Ortiz que está lesionado.

El premio al Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas viene solamente a redondear una media temporada especial.