(AP)

NUEVA YORK - Existió poca duda cuando la bola salió del bate.

Con 47,659 fanáticos en el estadio, Derek Jeter en la inicial, dos outs y cuenta de 2-0 en contra del lanzador de los Azulejos Shaun Marcum en el primer inning de la victoria de los Yankees el miércoles por 5-1, Alex Rodríguez se convirtió en tan solo el séptimo y más joven pelotero en la historia de Grandes Ligas en conectar 600 cuadrangulares con un cañonazo al jardín central.

La pelota - marcada especialmente con la serie "A104" -- cayó, quizás convenientemente, en la red que protege el Monument Park detrás de la barda del jardín central en el Yankee Stadium, donde inmediatamente fue recogida por el guardia de seguridad Frankie Babilonia. Babilonia le dio la bola a Rodríguez, recibiendo un bate autografiado a cambio.

Rodríguez se unió a Barry Bonds (762), Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Willie Mays (660), Ken Griffey Jr. (630) y el dominicano Sammy Sosa (609) como los únicos peloteros en conectar 600 o más cuadrangulares en la historia de Grandes Ligas.

Griffey había sido el último hombre en lograr la hazaña, conectando su jonrón 600 el 9 de junio del 2008 en contra de Mark Hendrickson mientras jugaba todavía para los Rojos. Rodríguez se encuentra ahora a sólo nueve jonrones de empatar a Sosa en la sexta posición de todos los tiempos. Los únicos peloteros activos cerca de lograr la hazaña son Jim Thome (577 jonrones) y el dominicano Manny Ramírez (554).

El cuadrangular de A-Rod -su número 17 de la campaña, su 255to como Yankee, y su 51ro en contra de los Azulejos y su segundo frente a Marcum- llegó en el 13er juego y su 47mo turno al bate después de haber conectado su No. 599 el 22 de julio. Sucedió tres años después de que Rodríguez pegara su jonrón 500 en contra del lanzador de los Reales Kyle Davies.

"Definitivamente es una cifra muy especial", dijo Rodríguez. "Estoy muy orgulloso de lo que he logrado. Lo recordaré siempre. Pero hoy, nuestra meta era ganar y lo logramos".

Rodríguez dio su cuadrangular No. 600 ocho días después de haber cumplido 35 años, un año y 188 días más joven que Ruth cuando el Bambino llegó a 600 jonrones como Yankee. Los 2,267 juegos que necesitó para lograr la hazaña ocupan el segundo lugar sólo detrás de Ruth (2,044), y sus 8,688 turnos al bate que necesitó ocupan el cuarto sitio detrás de Ruth (6,921), Bonds (8,211) y Sosa (8,637).

"Es un momento histórico, y un gran momento para los Yankees", dijo el manager Joe Girardi.

En los tres años que han transcurrido desde el 500, Rodríguez ha pasado por muchas cosas.

Durante una tumultuosa pretemporada de primavera en 2009, Rodríguez reconoció que consumió esteroides cuando jugó con los Rangers de Texas entre 2001-03. También se operó la cadera y se perdió el primer mes de la campaña, una en la que al final se exhibió con su poderío en los playoffs, tras varios años de actuaciones opacas, para que los Yankees conquistase su primera corona de la Serie Mundial desde 2000.