SAN LUIS -- El destino simplemente había marcado a los Cardenales de San Luis: nada ni nadie iba a ser capaz de frenarles.

El equipo que nunca se amilanó se consagró el viernes campeón de la Serie Mundial por 11ma vez en su historia al vencer 6-2 a los Rangers de Texas.

En el primer séptimo juego en una Serie Mundial desde 2002, Chris Carpenter exhibió su casta al lanzar seis entradas para los Cardenales con tres días de descanso. Además, los inesperados héroes David Freese y Allen Craig volvieron a ser fundamentales con sus bates.

Craig conectó un jonrón que le dio la ventaja definitiva a San Luis en el tercer episodio y Freese bateó un doble remolcador de dos carreras que sirvió para borrar de inmediato una ventaja madrugadora de Texas, que pagó muy caro el descontrol de sus lanzadores.

San Luis ganó el campeonato menos pensado tras un año cargado de vicisitudes desde el mismo inicio de la pretemporada cuando su estelar abridor Adam Wainwright quedó descartado por una lesión.

Una noche después de sobrevivir tras encontrarse dos veces a un strike de quedar eliminado, San Luis se convirtió en el 19no conjunto en la historia que voltea una desventaja 3-2 en el Clásico de Otoño para consagrarse.

Para el deleite de un lleno total de 47.399 aficionados en el Busch Stadium, Jason Motte retiró a David Murphy con un elevado al jardín izquierdo para el último out.

"Este equipo se merece esto por todo lo que tuvimos que pasar. Esta organización es de primera... esto definitivamente es un sueño hecho realidad", dijo Freese, quien fue galardonado como el Jugador Más Valioso. "Esto es por lo que uno sigue luchando... estoy muy feliz de formar parte de esto".

Dirigidos por Tony La Russa, los Cardenales festejaron otra corona más y la primera desde 2006. También se consolidaron como el segundo equipo con más títulos de las Grandes Ligas, sólo detrás de los 27 de los Yankees de Nueva York.

"Es complicado explicar cómo fue que esto pasó", declaró La Russa.

"Creo que todo comenzó en el último mes de la temporada, fue cuando todos nos unimos", dijo Pujols, el estelar primera base dominicano que pudo haber jugado su último partido con el uniforme de los Cardenales. "Todos empezaron a ser decisivos. Todo eso siguió en la postemporada. Es un orgullo ser un Cardenal y ser campeón".

Pujols será agente libre, pero muchos confían que se mantendrá con el equipo.

Fue un triste desenlace para los Rangers, el primer equipo que sucumbe en dos clásicos consecutivos desde Atlanta en 1991-92.

"Esto duele bastante, todos estamos tristes", dijo Adrián Beltré, el tercera base dominicano de los Rangers. "Creo que la serie se nos escapó ayer. Lo intentamos hoy, pero el impulso que ellos tenían fue más fuerte. Hay que darles todo el reconocimiento. Pelearon siempre. Fíjense cómo se metieron a la postemporada y así lucharon hasta la Serie Mundial.

Los Cardenales se convirtieron en el quinto wild card en proclamarse campeón y el primero desde los Medias Rojas de Boston de 2004.

De mejor forma no pudo ser al considerarse el torbellino que el equipo de la región centro-norte de Estados Unidos tuvo que pasar para primero colarse a la postemporada y luego tumbar a favoritos uno tras otro.

 • Tuvo que remontar una diferencia de 10 juegos y medio para quitarle el comodín a Atlanta en el último día de la temporada regular.

 • Tuvo que repuntar después de ir 2-1 en contra en la serie de primera ronda contra los Filis de Filadelfia, dueños de la mejor foja de la temporada regular. Después dejó fuera a Milwaukee, el rival que le superó en la División Central por seis juegos de diferencia.

 • Y por supuesto las dos remontadas de la noche previa, en las que Freese empató el juego en el noveno inning con un triple y lo definió con un jonrón en el undécimo.

Texas golpeó primero cuando Josh Hamilton y Michael Young conectaron dobles consecutivos en la entrada inicial para irse arriba 2-0.

Carpenter pasó apuros y no retiró a su primer bateador hasta que ponchó al quinto, Adrián Beltré. Los Rangers pudieron haber hecho más en ese inning, pero el receptor Yadier Molina sorprendió a Ian Kinsler demasiado alejado de la inicial. Fue la segunda vez en la serie que Molina puso fuera a Kinsler en una jugada similar.

Pero el héroe de la noche previa se encargó de reanimar a la afición.

Después de sacar los dos primeros outs, el abridor de los Rangers Matt Harrison concedió boletos seguidos a Albert Pujols y Lance Berkman. Freese vino a batear y en cuenta de 3-2 pegó su doble hacia el izquierdo para igualar 2-2.

San Luis se adelantó 3-2 con el tercer jonrón de la serie de Craig, un batazo a banda contraria por el derecho con un out. La pelota cayó en el bullpen de los Cardenales, donde el relevista Octavio Dotel levantó el brazo en señal de aprobación.

Craig fue titular debido a que Matt Holliday, el titular del jardín izquierdo, quedó fuera tras lesionarse la muñeca derecha al ser sacado out en la antesala. Craig también se lució robándole un jonrón a Nelson Cruz al estirar el guante sobre la cerca en el sexto.

Mientras que Carpenter fue de menos a más, el pitcheo de Texas perdió la brújula.

San Luis se despegó en el quinto con dos carreras adicionales sin sacar la pelota del cuadro interior ante los relevistas Scott Feldman y C.J. Wilson, una entrada de tres bases por bolas -- una intencional -- y dos pelotazos. Las carreras entraron con un boleto a Molina y un pelotazo a Rafael Furcal.

Carpenter, en apenas su segunda apertura de su carrera con tres días de descanso, toleró seis hits y concedió dos boletos. Ponchó a cinco.

Primer lanzador en una década en hacer tres aperturas en una misma Serie Mundial, Carpenter fue relevado por Arthur Rhodes tras permitir un doble a David Murphy al abrir el séptimo.

"No comenzó bien en el primero, pero me pude tranquilizar, los pitcheos empezaron a salir como yo quería", dijo Carpenter. "Mis compañeros fueron enormes al reaccionar. Todo esto es sencillamente increíble".

Compañeros como los dominicanos Dotel y Furcal, que llegaron a mitad de temporada en canjes y que finalmente ganaron su primer campeonato tras esperar 13 y 12 años, respectivamente.

Harrison permitió tres carreras, cinco hits y tres boletos en cuatro innings.

La sexta anotación de San Luis cayó en el séptimo con un sencillo de Molina al central, la novena remolcada del puertorriqueño en la serie.

Los Rangers no perdían juegos consecutivos desde finales de agosto y estas dos derrotas seguidas en San Luis dolerán por mucho tiempo.

Y así se escribió el epílogo de una temporada completa marcada por espectaculares remontadas y humillantes colapsos. También fue el broche para una inolvidable postemporada en la que se disputaron 38 de los 41 juegos previstos.

Los Cardenales serán los protagonistas del primer juego de la temporada de 2012 en Estados Unidos y les tocará estar en la inauguración del nuevo estadio de los Marlins de Miami el 4 de abril.

Por los Rangers, los venezolanos Elvis Andrus de 2-0 con una carrera anotada; y Yorvit Torrealba de 1-0. Los dominicanos Adrián Beltré de 3-0; y Nelson Cruz de 4-0.

Por los Cardenales, los dominicanos Albert Pujols de 2-0 con dos anotadas; y Rafael Furcal de 3-2 con una impulsada. El puertorriqueño Yadier Molina de 3-2 con dos remolcadas.