(cardenalesdelara.com)

CARACAS-- Un sencillo al jardín central de José Yépez, en la undécima entrada, remolcó la carrera con la cual los Cardenales de Lara vendieron 3-2 a los Navegantes del Magallanes, en el quinto juego de la final del béisbol venezolano.

El triunfo, en el Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, puso a los Cardenales a un juego de convertirse en campeones y representar a Venezuela en la Serie del Caribe Hermosillo 2013, que inicia el próximo viernes.

Con las bases llenas y un out, Yépez ligó una línea que sobró al guardabosque central de los Navegantes, Endy Chávez, quien estaba cubriendo adelantado. Tal conexión permitió la anotación desde la tercera almohadilla a Luis Valbuena, quien se había embasado por error del camarero, Mario Lissón.

Ernesto Mejía comenzó el undécima entrada con sencillo por los Cardenales. Le siguió Valbuena con un toque de sacrificio que fildeó Pablo Sandoval antes de que Lissón fallara en atrapar la bola, cuando entró a cubrir la primera base. Posteriormente, C.J. Retherford se embasó en jugada de fielder choices y Tomás Pérez --bateador emergente-- recibió boleto dejándole la escena servida a Yépez, quien ya en el juego tenía un doble ante Carlos Zambrano.

El pitcheo de Lara, en especial el de relevo, también lució en el juego, siendo clave en la victoria del equipo, al no permitir hits en los últimos cinco innings y dos tercios. Solo se embasaron cinco bateadores, todos por boletos.

Fue el apagafuego de los Cardenales, Víctor Moreno (1-0), quien se acreditó el triunfo en labor de dos episodios, en los que ponchó a tres hombres y dio una base por bolas. La derrota fue para el cerrador del Magallanes, Enrique González (0-1), al aceptar una carrera --sucia-- y dos hits en una entrada y dos tercios, en las dio un pasaporte y ponchó a un hombre.

Por Magallanes, Pablo Sandoval y Héctor Giménez remolcaron una carrera cada uno, ambas en la parte alta de la sexta entrada, en la que el equipo tomó el dominio del juego, antes de que los Cardenales lo empataran en la baja del mismo episodio.

Lara procurará obtener el martes, en la casa del Magallanes, el José Bernardo Pérez de Valencia, su cuarta victoria de la final y así alzarse con su primer título desde la temporada 2000-2001, cuando derrotaron a los Navegantes.