Pablo Sandoval

SCOTTSDALE, Arizona -- El hablar acerca del peso del venezolano Pablo Sandoval ya se ha convertido en una tradición en los Entrenamientos de Primavera de los Gigantes.

Ese fue el tema de nuevo a la llegada del antesalista. "Honestamente, no creo que me dejerán de hacer esa pregunta", expresó el dirigente de San Francisco, Bruce Bochy.

Bochy reconoció que ya le aconcejaron al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2012 que perdiera algunas libras.

"Vale señalar que debe bajar un poco de peso", dijo Bochy acerca de Sandoval, quien se unió a los Gigantes para la pretemporada pesando 262 libras. "Pero lo hará. Tenemos algo de tiempo".

Sandoval indicó que no tendría problemas para jugar en su actual peso. "Me siento en forma", declaró el tercera base. "No importa lo que digan los demás. Estoy aquí para hacer mi trabajo".

El intermedista y compatriota, Marco Scutaro, respaldó a Sandoval. "Terminó de jugar hace una semana, así que si no está en forma, ¿quién lo está?", manifestó Scutaro refiriéndose a la extensa actividad de Sandoval en la liga invernal venezolana con los Navegantes del Magallanes.

Bochy señaló que los problemas de colitis que tuvo Sandoval el mes pasado "le impidieron un poco trabajar en su condicionamiento", aunque no lo mantuvieron fuera del terreno.