Miguel Cabrera. (Andres Leighton/AP)

SAN JUAN, Puerto Rico-- Llegó con la meta de alzar la corona y se fue en primera ronda con las manos vacías.

La maquinaria de Venezuela, con piezas como Miguel Cabrera y Carlos González, nunca engranó y empaca las maletas tras perder sus dos primeros partidos en el Clásico Mundial de Béisbol. La "Vinotinto" cayó el sábado 6-3 ante Puerto Rico luego del revés 9-3 contra República Dominicana.

Venezuela se despide el domingo con un partido de trámite ante España, el otro equipo que perdió sus dos primeros encuentros.

"Sumamente decepcionante", resumió el manager venezolano Luis Sojo, quien dirigió su tercer Clásico y por primera vez no superó la fase inicial. "Triste, porque esto no estaba en los planes. Sin embargo, la realidad es que ya salimos del torneo, tengo que felicitar al equipo de Puerto Rico que jugó un gran béisbol".

"Esta es la más dolorosa porque creo que teníamos un grupo de peloteros con mucha disposición, con toda una mentalidad positiva durante todo el torneo", agregó.

Muchos se preguntarán qué le sucedió a un roster que además de Cabrera y González, contaba con los bates de Pablo Sandoval y Asdrúbal Cabrera, la velocidad de Elvis Andrus y Omar Infante, y receptores estelares como Martín Prado y Salvador Pérez.

El cuerpo de lanzadores sufrió las bajas de los ases Félix Rodríguez y Johan Santana, pero de todas formas tenía a Aníbal Sánchez, Jhoulys Chacín, Carlos Zambrano y Francisco Rodríguez, brazos envidiables para la mayoría de los equipos en el Clásico.

Ahora todos se van de regreso a los campos de entrenamiento con sus respectivos equipos de las mayores.

El bateo, el punto fuerte del equipo, al menos sobre el papel, resultó ser su talón de Aquiles.

Venezuela conectó apenas 13 hits y anotó seis carreras en dos partidos. Sus bateadores exhibieron poca paciencia en momentos cruciales, se adelantaron a lanzamientos, y se poncharon 12 veces, con apenas nueve bases por bolas.

En las dos derrotas, Cabrera conectó un solo hit en siete turnos, sin remolcar carreras y con apenas dos boletos.

"Lamentablemente las cosas no salieron como nosotros queríamos, pero hay que seguir adelante", señaló Sojo.