Yunel Escobar. (GAIL BURTON/AP)

TORONTO -- El mánager de los Rays Joe Maddon cambió de parecer el martes al afirmar que no pondrá peros a la manera con la que el torpedero Yunel Escobar celebra cuando batea jonrones.

Abucheado en cada turno que tomó en la derrota 7-5 ante Toronto el lunes, el cubano Escobar fue pifiado sonoramente por los aficionados cuando exageradamente hizo el gesto de quieto al cruzar el plato.

Después del juego, Maddon indicó que hablaría con Escobar sobre el gesto y que estaba "seguro" que el jugador no lo volvería a hacer.

Sin embargo, tras conversar con Escobar y enterarse que ha celebrado así los otros tres jonrones previos que ha conectado en esta campaña, Maddon desistió.

"Nunca trataré de restringir su estilo de celebrar", dijo Maddon. "Me gusta su forma de ser. Quiero que siga igual. No hizo nada malo".

Como jugador de los Azulejos en septiembre pasado, Escobar recibió una suspensión de tres juegos cuando le sorprendieron con un mensaje homofóbico escrito en español en la mancha negra --una especie de protector que los jugadores usan debajo de los ojos-- para reducir el resplandor del sol.

Los Azulejos traspasaron a Escobar a Miami, el 13 de noviembre, y luego los Marlins lo canjearon a Tampa Bay, el 4 de diciembre.