Manny Machado.

TORONTO - El joven antesalista de los Orioles, Manny Machado, comenzó la temporada a todo vapor y va en camino a unir su nombre a un selecto grupo de peloteros de élite.

Machado, de apenas 20 años de edad, finalizó la jornada del domingo con la segunda mayor cifra de imparables en Grandes Ligas con 72, mientras que sus 22 dobles superan por cuatro a los de cualquier otro jugador. De acuerdo con STATS, el total de hits de Machado es el más alto para cualquier pelotero menor de 21 años en la historia de la Gran Carpa antes de comenzar el mes de junio desde 1921, superando los 66 imparables que Ken Griffey Jr. registró en 1990.

Griffey no es el único nombre al que Machado está siendo asociado en estos días. En la victoria del viernes, Machado tuvo su quinto partido consecutivo de tres hits fuera de casa, convirtiéndose en el único jugador desde Ty Cobb en 1907 en lograr esta hazaña, de acuerdo con Elías. Ningún otro pelotero en la historia de los Orioles ha hilvanado cinco juegos con tres hits o más.

Y después de conectar tres dobles en el primer juego de la serie en contra de los Azulejos el jueves, Machado se convirtió en apenas el tercer jugador de los Orioles en la historia de la franquicia en lograr esa hazaña dos veces en la misma campaña. El jovencito se ha ganado el respeto de sus compañeros y sus habilidades tanto ofensivas como defensivas llaman cada vez más la atención.

"Es uno de esos jugadores. De los que se dan poco", elogió el manager de los Azulejos, John Gibbons. "Llegan rápido a Grandes Ligas y rápidamente tienen éxito. En estos momentos el muchacho está encendido en la caja de bateo. Es un buen bateador; sabe utilizar todo el terreno".

Machado hizo mucho ruido con el bate y con el guante durante la gira de Baltimore en Toronto. Convirtió un doble-play en la victoria del viernes que dejó a sus compañeros hablando de la jugada después del juego, y hasta la noche del domingo su promedio de bateo de .329 era el séptimo mejor de la Liga Americana.

El timonel de los Orioles, Buck Showalter, describió a Machado como una "esponja", un jugador con hambre de éxito.

"Está dispuesto a trabajar lo que sea necesario, y eso le ha rendido dividendos", dijo Showalter. "Defensivamente, el muchacho ha estado a otro nivel".

Las nuevas estadísticas para medir la defensa respaldan la afirmación del capataz. De acuerdo con Fangraphs.com, las nueve carreras que Machado ha evitado a la defensa es la mayor cantidad este año entro todos los peloteros de la Liga Americana, y lidera por mucho margen a los antesalistas en ese departamento.

"Juega bastante relajado. Se tiene confianza y no se precipita", concluyó Gibbons.