Manny Ramírez. (Wally Santana/AP)

ROUND ROCK, Texas -- Manny Ramírez no perdió tiempo para conectar la pelota, en su intento más reciente por volver a las Grandes Ligas.

El toletero dominicano de 41 años bateó el primer lanzamiento que le hicieron el domingo, para un sencillo, en el juego que marcó su debut con la sucursal de la Triple A en Round Rock, tres días después de unirse a los Rangers de Texas con un contrato de ligas menores.

Ante su compatriota Yordano Ventura, uno de los lanzadores más promisorios en la organización de Kansas City, Ramírez pegó una línea suave al jardín derecho, en la apertura del segundo inning. Sin embargo, no pudo avanzar.

En la tercera entrada, otra vez al primer lanzamiento, bateó para que uno de sus compañeros fuera retirado en los senderos.

Las ovaciones a Ramírez crecieron con cada turno al bate. Pero el toletero terminó ponchándose con una recta de 94 millas por hora lanzada por Ventura, para que concluyera el quinto acto. El relevista de Omaha, Michael Mariot, le dio boleto en la octava entrada a Ramírez, quien fue sustituido por un corredor emergente.