José Iglesias. (Boston Globe/Getty Images)

BOSTON -- Los Medias Rojas de Boston adquirieron el martes a Jake Peavy, procedente de los Medias Blancas de Chicago, mediante un canje que envió también al campocorto cubano José Iglesias a los Tigres de Detroit.

Iglesias, destacado en el fildeo, aportará seguridad a Detroit, líder de la División Central de la Liga Americana, en caso de que el dominicano Jhonny Peralta sea suspendido como parte de la investigación de las Grandes Ligas sobre la clínica Biogenesis, acusada de distribuir sustancias dopantes.

Peavy tiene un récord de 8-4 con una efectividad de 4.28 en 13 aperturas esta campaña. El ganador del trofeo Cy Young de la Liga Nacional en 2007 era considerado el mejor abridor en el mercado de cara al miércoles, cuando vence el plazo para realizar canjes sin que los peloteros sean dados antes de baja por su club.

En un momento en que Clay Buchholz está en la lista de los lesionados por un problema de hombro, la transacción da a Boston otro abridor probado para la recta final en la apretada División Este de la Americana.

Los Medias Rojas obtuvieron también al relevista venezolano Brayan Villarreal, proveniente de los Tigres. Enviaron a Iglesias a Detroit y a tres peloteros de ligas menores rumbo a los Medias Blancas, como parte del acuerdo.

Chicago obtuvo también al promisorio prospecto venezolano Avisaíl García, como parte de la operación. García, quien cumplió 22 años en junio, tiene un promedio de .374, con cinco vuelacercas y 23 producidas en 33 compromisos con el Toledo de la Triple A, la filial más importante de Detroit en las menores.

El jardinero, quien fue pelotero del año en las menores de los Tigres la temporada anterior, fue asignado al Charlotte de la Triple A.

Peralta figura en un grupo de peloteros vinculados por reportes de la prensa con Biogenesis, la clínica de Florida que nominalmente ofrecía tratamientos contra el envejecimiento pero que fue acusada en enero por el rotativo Miami New Times de distribuir sustancias para mejorar el desempeño de los deportistas. Ello derivó en una pesquisa de las Grandes Ligas, que podrían imponer múltiples suspensiones como parte del caso en cuestión de días.

Iglesias, de 23 años, bateó para .330 con un jonrón y 19 impulsadas en 63 encuentros con los Medias Rojas, que están medio juego debajo de Tampa Bay, el líder de la división. Fue novato del mes de junio, cuando bateó para .395 con seis remolcadas.