Brayan Peña. (Joe Robbins/Getty Images)

CHICAGO -- El receptor cubano de los Tigres, Brayan Peña, se dio cuenta de que estaba entre compañía única en un clubhouse de Detroit que es hogar de varios Guantes de Oro, Bates de Plata y un ganador de la Triple Corona.

El catcher suplente -- ahora titular mientras Alex Avila se recupera de síntomas de conmoción cerebral -- reconoció que se sentía como un joven esta primavera al hablar sobre bateo con peloteros como el venezolano Miguel Cabrera, Torii Hunter y Prince Fielder.

"Fui como un novato, solamente escuchaba a los grandes hablar, solamente absorbía todo lo que decían y tomaba alguna de sus ideas", expresó Peña. "Así que pude crecer junto a ellos, y comencé a entrar en confianza e hice preguntas. Ellos me ayudaron bastante".

Eso es evidente. Peña, quien a sus 31 años de edad se encuentra en su novena campaña en la Gran Carpa y su primera con los Tigres, ha tenido el mejor año de su carrera, ya que batea para .306 con cuatro jonrones, ocho dobletes y 20 empujadas en 50 compromisos. Está a dos cuadrangulares, tres dobles y cinco remolcadas de igualar las marcas en su carrera.

Peña llegó al 2013 con promedio de .248, un porcentaje de embasarse de .286 y .350 de slugging en su carrera. Antes de la acción del jueves llegó bateando para .306, con promedio de embasarse de .332 y .422 de slugging esta temporada.

¿Cuál es el motivo de la mejoría de Peña? Cabrera, Hunter y Fielder, quienes según Peña lo incitaron a ejecutar un plan en la caja de bateo.

"Debo atribuirles la mayoría de mi éxito, porque ellos en verdad me ayudaron con mi mentalidad en el plato", indicó Peña.

Con ellos Peña también se sintió como un aficionado en su primera campaña con Detroit.

"Aquellos muchachos han estado en el Juego de Estrellas", manifestó Peña. "No tienes la oportunidad de ver a muchos jugadores de esa clase en una alineación. Han sido excelentes jugadores en sus años en las Grandes Ligas, y para nosotros -- especialmente para mí -- el estar junto a ellos todos los días es algo increíble".