Miguel Cabrera y Andrew McCutchen.

NUEVA YORK -- El venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, ganó el jueves por segunda ocasión consecutiva el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, al derrotar una vez más al jardinero de los Angelinos Mike Trout por un cómodo margen.

Una temporada después de ganar la primera Triple Corona en 45 años, Cabrera de nuevo lideró las Grandes Ligas al batear .348. El tercera base pegó 44 jonrones e impulsó 137 carreras, en ambos rubros la segunda mejor marca.

El venezolano, de 30 años, se llevó 23 de los 30 votos a primer lugar por parte de los miembros de la Asociación de Periodistas de Béisbol de Estados Unidos.

En la Liga Nacional, el jardinero central de los Piratas de Pittsburgh Andrew McCutchen se llevó el galardón al más valioso con 28 de los 30 votos a primer lugar.

Cabrera se convirtió en el primer jugador en ganar en temporadas consecutivas al premio al Jugador Más Valioso en la Liga Americana desde que Frank Thomas lo consiguió con los Medias Blancas en 1993 y 1994. El dominicano Albert Pujols ganó el premio de la Nacional en 2008 y 2009.

"Esto es increíble", dijo Cabrera en una entrevista en MLB Network. "Estoy muy emocionado".

Trout obtuvo cinco votos a primer lugar y fue segundo. La estrella de Baltimore Chris Davis, que lideró las mayores con 53 vuelacercas y 138 carreras impulsadas, terminó tercero.

Cabrera ganó su tercer título de bateo de la Liga Americana consecutivo, y también se llevó un bono de un millón de dólares por su segundo JMV durante su actual contrato con los Tigres.

"No creía que podía ganarlo porque la competencia era demasiado fuerte, fue duro al final, los últimos dos meses, debido a las lesiones. Los tres nos merecíamos el trofeo", dijo en teleconferencia.

El tercera base venezolano tuvo palabras elogiosas para sus rivales, y calificó a Trout como "el mejor pelotero que hay en Grandes Ligas".

Cabrera se llevó fácilmente su premio al más valioso de la Americana el año pasado cuando ganó la Triple Corona al batear .330 con 44 vuelacercas y 139 carreras remolcadas.

Cuando le preguntaron si aspiraba a ir por un tercer JMV, el venezolano dijo que "primero hay que celebrar y disfrutar este premio. Luego vamos a pensar en el año próximo. Hay que tratar de prepararse y estar con la mejor forma".

Los Tigres prácticamente han arrasado con los principales premios de postemporada durante una racha de tres años de éxitos. Justin Verlander fue el Jugador Más Valioso y el ganador del premio Cy Young en 2011, Cabrera se llevó el más JMV de la temporada pasada y el as de Detroit Max Scherzer ganó el miércoles el Cy Young de este año.

McCutchen, por su parte, ganó el reconocimiento de la Liga Nacional por un margen sorprendentemente amplio tras liderar el renacimiento del béisbol en Pittsburgh. Tercero en la votación del año pasado, al final obtuvo 409 puntos.

El primera base de Arizona Paul Goldschmidt terminó segundo con 242 puntos, y el cátcher puertorriqueño de San Luis Yadier Molina se llevó los otros dos votos a primer lugar y acabó tercero.

Cuando anunciaron su nombre en MLB Network, un sonriente McCutchen hizo una suerte de meneo estático.

"Si me pudiera parar y bailar ahora mismo lo haría, pero no tengo mucho espacio", dijo. "Cuando ya no esté en cámara probablemente lo haré".

McCutchen se ubicó entre los líderes de la Nacional al batear .317 con 21 jonrones y 84 carreras remolcadas. También anotó 97 carreras, robó 27 bases y tuvo un porcentaje de .404 en promedio de bases alcanzadas por bateo.

Goldschmidt bateó .302 con 36 vuelacercas y 125 carreras impulsadas, mientras Molina pegó .319 con 12 jonrones y 80 remolcadas, y prácticamente anuló a sus oponentes.

El premio de McCutchen se conoce dos días después de que el timón de los Piratas Clint Hurdle fue escogido como manager del año de la Liga Nacional. McCutchen fue el primer jugador de Pittsburgh en llevarse el JMV desde Barry Bonds en 1992.