José Offerman.

SANTO DOMINGO, República Dominicana -- Los Tigres del Licey anunciaron el domingo el despido del dirigente Mike Guerrero y nombraron como su reemplazo a José Offerman, quien ocupa la posición por tercera vez en su carrera.

"La salida de Mike se produce por un acuerdo mutuo por motivos de salud y familiares. Nos sentimos agradecidos y complacidos con el trabajo que ha hecho Mike para nosotros. Los números así lo indican, ganando 29 juegos en la serie regular, así como la posición que ocupa en el Round Robin", dijo el gerente general Manny Acta a The Associated Press.

El Licey había perdido dos juegos y seguidos y ocupaba el segundo lugar de la serie semifinal, con récord de 3-4, al momento de producirse el despido de Guerrero.

Los Tigres no conquistan una corona de campeón en la pelota dominicana desde la temporada 2008-09 y desde entonces han usado 10 dirigentes en un período de cinco campañas. En aquel año de coronación, el piloto era precisamente Offerman, cuyos éxitos como dirigente y pelotero han contrastado con al menos un par de altercados en que se ha visto envuelto.

En 2010, el manager de los Tigres derribó a un umpire, por lo que llegó a suspendérsele de por vida de la Liga Dominicana, una sanción que luego se revocó. Tres años antes, cuando aún jugaba, agredió con un bate al receptor John Nathans y al lanzador Matt Beech, quien le había propinado un pelotazo durante un encuentro de ligas menores en Connecticut.

La selección del jurado para el proceso derivado de ese incidente en Connecticut estaba prevista para este mes.

Acta no descartó que en un futuro Guerrero pueda ocupar alguna función nuevamente con los Tigres del Licey.

"Donde quiera que yo esté, Mike siempre tendrá las puertas abiertas. El y yo tenemos una larga relación y era mi candidato principal para el puesto. No había razones fuera de lo que hemos expuesto para que él no siguiera dirigiendo el Licey", agregó Acta.

Guerrero no respondió a varias llamadas telefónicas de The Associated Press buscando una reacción por el despido.

Guerrero asumió el puesto de dirigente del Licey en la temporada 2012-13 cuando sustituyó al despedido Dean Treanor. Esta campaña inició como dirigente titular del equipo hasta su despido.