Mariano Rivera (centro) promueve la Serie de la Leyenda.

NUEVA YORK - El retirado cerrador Mariano Rivera dijo el miércoles en una conferencia de prensa por vía telefónica que lo "llena de satisfacción" el que su ex equipo, los Yankees de Nueva York, vayan a disputar una serie de exhibición en su natal Panamá contra los Marlins de Miami.

Rivera estará presente para la llamada "Serie de la Leyenda" que se llevará a cabo en el estadio Rod Carew de la Ciudad de Panamá el 15 y 16 de marzo. Se trata de la primera vez desde 1947 que se realiza una serie de Grandes Ligas en el país istmeño. En dicho año, los Yankees y los Dodgers de Brooklyn jugaron partidos de exhibición en Panamá como parte de una gira en la cual también visitaron Venezuela, Puerto Rico y Cuba.

"Es un orgullo y un placer para mí poder tener a mis ex compañeros en mi querida Panamá", dijo el líder en salvados de todos los tiempos. "Era siempre mi sueño tener a los muchachos en Panamá y ahora se ha cumplido. Para mí es un honor, un privilegio. No veo que llegue el día para tener estos juegos en Panamá".

Rivera, quien afirmó que no existe ni una posibilidad remota de que lance en dicha serie, espera que el regreso del béisbol de Grandes Ligas a su país ayude a estimular en entusiasmo por la pelota entre los jóvenes panameños.

"Va a ayudar mucho a que los jóvenes de Panamá puedan motivarse a querer ser profesionales y jugar más al deporte. Obviamente, mi deseo primordial es que estudien, pero también que hagan su deporte y que salgan de las calles. Que hagan mucho más deporte y jueguen mucho más béisbol. Llevando todo el equipo, espero que eso los motive", dijo Rivera.

"No es fácil, pero es hermoso jugar el béisbol," agregó el futuro Salón de la Fama, quien ante todo espera que sus compatriotas se diviertan con la serie.

"Va ser algo espectacular y espero que el pueblo lo reciba de esa manera. Espero que el pueblo le saque provecho a eso y que lo disfruten porque por eso es que se está haciendo," dijo Rivera. "Quiero que todo el pueblo pueda disfrutar de algo que no se ha visto en años."

Si alguien ha puesto en alto el béisbol de Grandes Ligas es el propio Rivera, quien se retiró después de la temporada del 2013 con 652 rescates de por vida en 17 campañas con los Yankees de Nueva York.

Aunque reconoce que se le hace algo extraño estar en casa mientras sus ex compañeros de equipo se preparan para una nueva temporada en la Liga de la Toronja, Rivera dice sentirse tranquilo con su decisión de retirarse como pelotero.

"Se siente un poquito deferente, ya que he tenido casi 24 años de carrera en Grandes Ligas", manifestó Rivera. "Obvio que no se siente igual. Sé que en este tiempo estuviera en la Florida practicando con mis compañeros. Pero también entiendo que todo llega a su final y estoy contento de estar en casa con mi esposa y mis hijos disfrutando lo que Dios nos dio".

Y aunque los Yankees ya no contarán con sus servicios para la noveno entrada, Rivera asegura que los Bombardero jamás carecerán de su apoyo.

"Pienso asistir a los juegos y compartir con ellos cuando pueda", dijo Rivera. "Ese es mi equipo y lo será hasta el día de mi muerte. La diferencia es que no voy a ser parte del equipo en el roster de 25 peloteros. Pero mi corazón y todas mis oraciones van a estar con ellos".