Carlos Beltrán. (Gene J. Puskar/AP)

TAMPA, Florida -- El tema de la educación es uno que Carlos Beltrán se toma con mucho fervor.

"El deporte es una habilidad que viene y se va", declaró el toletero puertorriqueño de los Yanquis de Nueva York. "Pero la educación perdura, se queda siempre y (abre) más oportunidades para hacer cumplir los sueños".

A punto de emprender su 17ma campaña en las mayores con un nuevo equipo, Beltrán tendrá otra misión este año: será uno de los dos rostros de la iniciativa mancomunada de Grandes Ligas, Target y la revista People para enaltecer el trabajo de maestros y profesores que marcan una diferencia en las vidas de sus pupilos.

La otra estrella participante en la campaña es Adrián González, el primera base de los Dodgers de Los Ángeles.

"Los maestros hacen la diferencia y ellos no reciben el crédito por los sacrificios que hacen", dijo Beltrán. "Tenía que participar en este programa, es mi manera de devolver algo de lo que yo recibí".

"Como jugador de béisbol, hice realidad mis sueños. Soy muy afortunado", añadió. "Pero otros no pueden lograrlo con el deporte, por eso es que la educación tiene tanta importancia".

La campaña fue lanzada el lunes y los fanáticos tendrán hasta el 6 de mayo a fin de postular a educadores en un cibersitio, para poder representar a su equipo favorito y ser homenajeados en el Juego de Estrellas que se disputará el 15 de julio en Minneapolis.

Beltrán y su esposa, Jessica, son activos en la educación a través de la fundación del jugador.

En 2011 abrieron las puertas de una academia en Puerto Rico para muchachos de secundaria, en la que pueden combinar los estudios y el aprendizaje del béisbol. La primera generación se graduó el año pasado, y tres de los 43 fueron seleccionados en el draft.