Los Yankees y Marlins chocarán en el estadio Rod Carew. (Arnulfo Franco/AP)

PANAMA -- Una escuadra de los Yanquis de Nueva York encabezada por el capitán Derek Jeter, el lanzador CC Sabathia y el toletero puertorriqueño Carlos Beltrán, arribó la noche del jueves a Panamá para sostener dos partidos de exhibición contra los Marlins de Miami en honor al retirado cerrador panameño Mariano Rivera.

El equipo neoyorquino llegó al aeropuerto internacional de Tocumen, donde fue recibido por Rivera.

Los encuentros, bautizados la "Serie de la leyenda", se disputarán sábado y domingo en el Estadio Rod Carew y serán parte de la pretemporada de Grandes Ligas.

Rivera, quien se retiró la campaña pasada de las mayores tras 19 años de carrera con los Yanquis y en los que estableció el récord histórico de salvamentos con 652, gestionó la visita del que fue su club en todo su periodo en Grandes Ligas.

"Estamos sumamente contentos y esperando que el pueblo disfrute este regalo", manifestó Rivera a la prensa local horas antes del arribo del equipo. "Es algo que queremos traer más a Panamá".

Los Yanquis regresan después de 67 años de su última visita. En 1947, el famoso equipo de rayas llegó para disputar varios partidos con los entonces Dodgers de Brooklyn como parte de una gira por varios países, aunque un año antes habían arribado a suelo "canalero" con una de sus figuras históricas, Joe DiMaggio, para enfrentarse a una escuadra profesional panameña.

Otros de los jugadores que viajaron el jueves a Panamá y que fueron compañeros de Rivera, son el dominicano Alfonso Soriano, el jardinero Brett Gardner y el lanzador David Robertson, quien tomará el rol de Rivera en los Yanquis.

El manager Joe Girardi y el coach de banca Tony Peña también están presentes en la tierra natal de Rivera.

Girardi dijo esta semana que tenía muchas ganas de conocer el Canal de Panamá, lo cual hará junto a sus dirigidos el viernes por la mañana.

Los Marlins, que también vienen con una parte de su plantilla, arriban el viernes y también programan una visita a la vía interoceánica.

Rivera, de 44 años y oriundo del poblado pesquero panameño de Puerto Caimito, recibió sendos reconocimientos a lo largo de la temporada pasada en las mayores y un emotivo homenaje al final de la campaña regular por parte de los Yanquis en el estadio del club neoyorquino.