Iván Nova viene de una buena apertura vs. Medias Rojas. (AP)

NUEVA YORK - Ante todas las interrogantes que enfrentaban los Yankees cuando salieron de los entrenamientos-y había muchas-el club ahora se siente confiado con cómo se ha visto su rotación abridora.

CC Sabathia, Hiroki Kuroda, el dominicano Iván Nova, Masahiro Tanaka y el quisqueyano Michael Pineda eran todos rodeados de algunas dudas, pero hasta ahora el manager Joe Girardi se ha expresado complacido con el esfuerzo colectivo de sus abridores.

"Es un caso en que no cuentas con cinco muchachos de los que sepas exactamente lo que hicieron el año anterior", dijo Girardi. "Creo que había curiosidad (en torno a qué harían)".

Tanaka, el novato de 25 años que viene de brillar en el béisbol japonés, ha impresionado bastante en sus primeras dos aperturas. A pesar de permitir carreras en los primeros innings de dichas salidas, el derecho se ha visto bastante bien.

"Obviamente todo es nuevo para mí, enfrentarme a todos estos bateadores", dijo Tanaka. "Sólo trato de hacer mis pitcheos, aprender cómo reaccionan los bateadores y hacer lo mío en el montículo".

En 14.0 innings Tanaka, quien firmó con los Yankees por US$175 millones, ha ponchado a 18 bateadores con una sola base por bola otorgada.

Nueva York también ha visto muy bien lo que ha hecho Pineda, quien está en salud y exhibiendo lo que querían observar los Yankees cuando canjearon al venezolano Jesús Montero por él el enero del 2012.

Girardi ha notado un buen ritmo que lleva el dominicano en la lomita.

"Normalmente cuando un muchacho no está bien, lo verás desacelerarse en el montículo. Eso es algo que noté desde el principio de los entrenamientos. No perdía el tiempo. Me gusta la forma en que compita y las altas expectativas que se tiene a sí mismo".

La última apertura de Pineda fue opacada por las especulaciones sobre qué sustancia tenía el diestro en la mano de lanzar. Lo que se perdió fue lo dominante que lució ante los Medias Rojas, permitiéndole al campeón una sola carrera y cuatro hits en 6.0 innings. Ponchó a siete bateadores y dio apenas dos boletos.

"Me encantaría ver eso en cada oportunidad", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman.

El ejecutivo agregó que Nueva York no sabía qué esperar de Pineda este año, ya que el derecho venía de una cirugía en el hombro que le costó dos campañas enteras. Cashman dijo que aunque le gustaría ver al Pineda del 2011, "aceptaría un 80% del pitcher por el que hicimos el cambio".

En cuanto a Sabathia se refiere, los Yankees quieren enfocarse en señales positivas con el zurdo, quien tiró bastante mal para empezar la temporada en Houston y luego permitió cuatro vueltas tanto ante Toronto como Boston.

"Es que no he podido lanzar bien durante una salida completa", dijo Sabathia. "Estoy tirando bien en ciertos momentos, pero necesito estar estable y hacer los pitcheos importantes en situaciones cruciales".

Lo bien se ha visto la rotación le da cierta seguridad a Girardi, dada la incertidumbre en otras áreas del roster neoyorquino. Están lesionados David Robertson, Mark Teixeira y ahora el venezolano Francisco Cervelli, quien se lastimó de la corva derecha en el cierre de la serie de Nueva York ante Boston.

Además, los Yankees no cuentan con Derek Jeter y Brian Roberts en salud completa.

"Cuando ves una temporada entera, se necesitan más de 25 muchachos", dijo Girardi. "Va a haber lesiones y otros muchachos van a tener que aportar si quieres llegar a la meta".