Aníbal Sánchez

BALTIMORE - Los Tigres adelantaron por un día el juego simulado de Aníbal Sánchez debido al pronóstico del tiempo aquí.

Ahora, el panorama para el regreso del venezolano a la rotación de Detroit luce mucho más claro: El domingo por la noche en Boston.

Sánchez hizo 60 pitcheos en un total de cuatro innings simulados, de 15 lanzamientos cada uno. El derecho dijo que se sintió bien.

"Pude trabajar en todos mis pitcheos, mi mecánica", dijo Sánchez. "Todo está bastante bien ahora mismo. No tengo nada (que sea problema). No siento dolores en los dedos".

La ampolla en el dedo medio de la mano derecha, la causa de la ausencia del veterano, desapareció hace ya varios días y la piel está renovada en esa área, así que por ese lado no había preocupaciones. El juego simulado era más bien para Sánchez volverá a acostumbrarse a enfrentar a los bateadores.

"Su material lució bien", dijo el manager de los Tigres, Brad Ausmus. "Todo bien".