Bartolo Colón.

NUEVA YORK - En una conversación el lunes acerca de los cambios en el pitcheo de los Mets, el gerente general Sandy Alderson dijo no estar satisfecho ni con la ofensiva del club ni con el bullpen. A la vez, señaló que los abridores sí han dado la cara.

Eso fue antes de que los Mets ganaran sus dos juegos en el Yankee Stadium por 9-7 y 12-7 el lunes y el martes, respectivamente. El béisbol suele hacer eso.

Pero lo desalentador en el primer juego fue que el abridor dominicano de 40 años de edad, Bartolo Colón, tuvo otra apertura desastrosa. En 5.2 entradas, cedió siete carreras -- seis de ellas limpias-- y 11 imparables. Aunque salió sin decisión, su promedio de carreras limpias empeoró a 5.84.

Colón tuvo marca de 18-6 con efectividad de 2.65 por los Atléticos el año pasado. Los Mets no pretendían que el quisqueyano duplicara números semejantes cuando le dieron un contrato de dos años y US$20 millones en diciembre, pero sí esperan mejores resultados.

Antes del partido, el manager de los Mets, Terry Collins, señaló que Colón ha tenido buenas aperturas esta temporada en las que ha mantenido bajita la bola. El capataz también reconoció que al veterano le ha ido muy mal cuando ha dejado alta la bola. El lunes fue una mezcla de ambas cosas. Colón en general dominó a los Yankees, pero cedió cuatro carreras en el segundo inning y otras tres en el sexto, cuando abandonó el partido tras efectuar 91 pitcheos.

"No conozco sus antecedentes lo suficiente como para determinar (si debemos estar preocupados)", dijo Collins. "Lo único que sé es que se trata de un veterano de más calidad. Lo veo cometiendo algunos errores por el medio del plato y normalmente no hace eso. No sé si se está tratando de adaptar a algo. Pero insisto en que tiene que mantener la bola bajita. Son los jonrones lo que lo están perjudicando".

Colón ha permitido ocho cuadrangulares en 49.1 innings de labor esta temporada. Cedió apenas un vuelacercas el lunes, pero fue un Grand Slam de Brett Gardner en la segunda entrada que le dio a los Yankees la ventaja.

El quisqueyano permitió tres sencillos para comenzar el inning. Ponchó a Kelly Johnson y retiró a Brian Roberts, quien bateó una línea al inicialista Lucas Duda antes de que Gardner sacara del parque el primer lanzamiento que vio.

"Siento que el único pitcheo con el que fallé fue con el que Brett conectó para un Grand Slam", dijo Colón.

El diestro no ve motivo para alarmarse.

"Todavía le falta mucho a la temporada; no estoy preocupado todavía", manifestó.

Lo curioso de la salida de Colón fue que el diestro permitió apenas un sencillo dentro del cuadro en el primer inning y retiró a 11 de los próximos 12 bateadores a los que se enfrentó después del cuadrangular de Gardner. Pero luego, con un out en el sexto inning, le cedió un doble al dominicano Alfonso Soriano, un sencillo productor al venezolano Yangervis Solarte y un triple a Johnson, quien fue forzado para el segundo out cuando Roberts bateó un rodado a la tercera base. Gardner lo siguió con sencillo, poniéndole fin a la noche de Colón.

Colón se encogió de hombros al preguntársele si necesita hacer algún ajuste para volver a tener el éxito del que disfrutó en el 2013 y sobre fue la diferencia entre los innings en los que dominó a los Yankees y los que le anotaron.

"No creo que necesite hacer ningún cambio", dijo Colón. "Simplemente tengo que seguir trabajando duro como lo he hecho siempre. No hice nada distinto. A veces no te va bien en algunas entradas, pero aproveché cuando pude".