Maikel Franco (AP)

MINNEAPOLIS -- En Filadelfia urge juventud. Ya.

Los Filis llegaron a la pausa del Juego de Estrellas con marca de 42-52 y en el sótano de la División Este de la Liga Nacional. Esta edición del equipo no se parece en nada al grupo que ganó cinco títulos divisionales, dos banderines del Viejo Circuito y una Serie Mundial entre el 2007 y el 2011.

Por más que haya querido el gerente general Rubén Amaro Jr. aferrarse a la veteranía de los Filis-Ryan Howard, Jimmy Rollins, Chase Utley, Cliff Lee y Cole Hamels, entre otros-se sabe desde hace mucho tiempo que ese ciclo ya se agotó.

Independiente de los planes de Amaro de ser "vendedor" o no de cara a la fecha límite de cambios del 31 de julio, la tendencia del equipo es hacia la juventud. Y aunque Filadelfia no cuenta con el mejor sistema de liga menor, sí tiene cuenta con una pieza con bastante promesa: Maikel Franco, convocado por segundo año seguido al Juego de las Futuras Estrellas.

"Es algo increíble para mí. Dos veces en el Juego de las Futuras Estrellas, es una oportunidad que Dios te brinda", dijo el antesalista dominicano sobre sus participaciones en el evento. "Es muy importante para ti, para tu carrera y me siento muy contento con esa oportunidad".

Franco, calificado como el prospecto número 1 de los Filis y el número 26 entre todas las organizaciones de Grandes Ligas, tuvo un lento comienzo en el 2014, su primera temporada en Triple-A, y sin el poder que exhibió hace un año cuando conectó un total de 31 jonrones entre Clase-A Avanzada y Doble-A. Pero en sus últimos 10 juegos ha bateado .375 con 11 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.005.

"Me he sentido bastante bien. Hay cosas que pasan que tú no quieres que pasen, pero me siento bien, me siento tranquilo, positivo y tratando de seguir para adelante para poder llegar a donde yo quiero--a Grandes Ligas", expresó Franco. "La primera mitad estaba trabajando duro y veía que las cosas no me salían como yo quería. Trataba de darle a la bola bien y no me caía. Tú tienes que estar preparado y positivo en tu mente, porque esas cosas son parte de la pelota y tú sabes que eso va a pasar".

La posición de Franco, la tercera base, nunca fue un fuerte en los gloriosos Filis de hace unos años con los dominicanos Pedro Féliz y Plácido Polanco. Desde entonces, ni Michael Young ni Cody Asche ha dado la talla. En ese sentido, el camino está despejado para Franco, quien podría tener una oportunidad de subir al equipo grande de Filadelfia este mismo año "si es más consistente con el bate", según las palabras de Amaro.

"Eso es lo que yo quiero", manifestó Franco. "Cada vez que tú tienes una meta y la meta tuya es Grandes Ligas y ves esa oportunidad, te sientes motivado para seguir tirando para adelante y seguir trabajando para ser parte de ese equipo.

"A veces pienso (en eso), pero no me gusta pensar mucho eso porque lo que quiero es jugar mi pelota, disfrutar de mi pelota", continuó el oriundo de Azua. "Si ellos toman esa decisión, la tomaré con buen deseo, porque eso es lo que quiero, pero no pienso mucho en eso en este momento".

Mientras tanto, el objetivo es mantener el buen ritmo en el plato y seguir puliendo todo su juego.

"Tratar de terminar fuerte, terminar duro", dijo Franco sobre sus metas para la segunda mitad del 2014. "Eso lo tengo bien puesto en mi mente.

"Tengo que mejorar todo. Seguir trabajando mi defensa, mi bateo y no pensar en nada. Tratar de mejorar todo".