José Bautista. (Jeff Roberson/AP)

MINNEAPOLIS - José Bautista se encuentra en su quinto Juego de Estrellas en forma consecutiva y por segunda vez en su carrera, fue el jugador que más votos recibió (5,859,019) de parte de los fanáticos.

Para el toletero dominicano de los Azulejos-quien se quedó en la ronda semifinal el lunes en el Festival de Jonrones, evento en el que participó por tercera ocasión y por primera como capitán de su equipo-el Clásico de Media Temporada es un honor que no deja de valorar.

"Muy honrado y orgulloso de estar aquí nuevamente", dijo Bautista. "Los fanáticos me han mostrado un tremendo apoyo con los votos, que afortunadamente fui líder en votos de nuevo.

"Se siente un poquito como una rutina. No quiero sonar pretencioso, pero se siente bien".

En el caso de Bautista, más importante que los honores del Juego de Estrellas es el hecho de estar en salud y llevar ritmo para jugar su primera temporada completa desde el 2011, cuando por segunda vez consecutiva fue líder de jonrones en ambas ligas.

A pesar de una molestia en la corva izquierda que sufrió en junio y que lo mantuvo como bateador designado y primera base hasta el último partido antes del Juego de Estrellas, Bautista ha participado en 90 de los 96 encuentros de los Azulejos en el 2014.

Otra novedad es un ajuste de ser más selectivo en el plato este año. Además de su promedio de .282, 17 jonrones y 54 empujadas, Bautista es líder de la Liga Americana en porcentaje de embasarse con .409, lo cual lo ha ayudado a registrar un sólido OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .910.

"Trato de enfocarme mucho en seleccionar buenos pitcheos", expresó al respecto Bautista, quien lleva 62 bases por bolas en 390 veces al plato en esta temporada-luego de recibir apenas 69 en 528 presentaciones en la caja de bateo hace un año. "Incluso no le he dado swing a lanzamientos que normalmente yo podría conectarle, porque trato de ser selectivo. Yo sé que mi éxito se basa en eso".

Hay otro éxito nuevo para esta campaña cuando se trata de Bautista: Por primera vez desde que el oriundo de Santo Domingo se convirtió en un estelar bateador de poder a partir de septiembre del 2009, los Azulejos tienen auténticas posibilidades de clasificar para los playoffs. A pesar de que el equipo ha perdido ocho de sus últimos 10 partidos, Toronto se encuentra a 4.0 juegos de la debilitada División Este de la Liga Americana con marca de 49-47-después de ocupar el primer lugar durante gran parte de mayo y junio.

Claro está que las lesiones han incidido mucho en la caída de los Azulejos, ya que se han ausentado por diversas molestias físicas figuras clave como el dominicano Edwin Encarnación, Brett Lawrie y Adam Lind.

"Las últimas dos semanas hemos tenido unas cuantas altas y bajas", reconoció Bautista, de 33 años. "Hemos perdido unos cuantos juegos por lesiones. Cuando ellos regresen esperamos seguir con la producción como lo hicimos los primeros dos meses y volver al tope de la división".

PLÁTANO POWER, SIEMPRE PRESENTE EN TORONTO
Con tantos dominicanos en el roster, los Azulejos de los últimos dos años se han denominado los Dominican Blue Jays. De hecho, en abril hubo un partido con siete titulares quisqueyanos-José Reyes, Melky Cabrera, Bautista, Encarnación, Juan Francisco, Moisés Sierra y Jonathan Díaz (éste último de ascendencia dominicana, nacido en la Florida).

Ahora Sierra se encuentra en la organización de los Medias Blancas, mientras que Díaz está con Triple-Buffalo de los Azulejos (junto a otro dominicano, Esmil Rogers, quien también participó en aquel partido en abril). Pero la presencia dominicana sigue fuerte en Toronto, donde hay muchas expectativas con un equipo que no clasifica desde 1993-año en que ganó el segundo de dos títulos de Serie Mundial consecutivos.

"Nosotros somos un grupo bien unido, somos como una familia y nos cuidamos mucho", manifestó Bautista al tocar el tema de sus compatriotas en los Azulejos. "Con lo difícil que es el béisbol, jugamos juntos casi todos los días por seis meses y nos ayudamos unos a los otros para mantenernos en un estado mental siempre positivo y siempre con miras al futuro.

"Por eso creo que hemos podido ayudarnos a mantenernos listos a diario y contribuyendo. Creo que eso ha sido el punto positivo para el equipo, el apoyo que nos brindamos todos como grupo los dominicanos".

La afición dominicana-y canadiense, sobre todo en Toronto por supuesto-espera ver la misma clase de éxitos que brindaron los dominicanos Tony-Cabeza-Fernández, Juan Guzmán, Manuel Lee, George Bell y Junior Félix durante la época de oro del equipo entre 1985 y 1993.

"El plátano power está tremendo en Toronto", afirmó Bautista. "Nosotros los muchachos disfrutamos mucho el juego, jugamos con mucha pasión y mucho fervor. Ese es el estilo del béisbol caribeño, dominicano. Estoy contento y orgulloso de poder jugar juntos y aportar eso para el equipo de Toronto".