Félix Hernández, Fernando Rodney y Robinson Canó. (Paul Sancya/AP)

MINNEAPOLIS - El Juego de Estrellas el martes por la noche le perteneció a Derek Jeter.

También le perteneció al mundo, al mundo de habla hispana.

Hubo nueve peloteros latinoamericanos en el lineup titular, incluyendo al venezolano Félix Hernández, quien abrió el encuentro por la Liga Americana. En total, hubo más de 25 jugadores latinoamericanos que representaron a países como República Dominicana, Venezuela, Cuba y Colombia.

"No hay muchos colombianos que logren llegar a Grandes Ligas y estoy feliz de estar aquí para representarlos", dijo el derecho de los Bravos de Atlanta Julio Teherán. "Estoy contento de demostrarle a la gente que en mi país también pueden jugar al béisbol. He tenido una corta carrera, solamente dos años, pero estoy bien feliz con la confianza que el equipo me ha demostrado".

Hernández hizo su parte y lanzó un inning.

"Primero me sentí un poco nervioso pero una vez que hice el primer lanzamiento me sentí bien. Jeter hizo una buena jugada pero McCutchen es muy rápido y llegó quieto", comentó Hernández. "Me hubiera encantado lanzar un par de entradas. Aunque un inning fue suficiente".

También hubo cinco peloteros nacidos en Cuba: Aroldis Chapman de Cincinnati, Yoenis Céspedes de Oakland, Yasiel Puig de los Dodgers y José Abreu y Alexei Ramírez ambos compañeros en los Medias Blancas. También hubo ocho venezolanos, un récord para ese país.

Fue Ramírez quien reemplazó al campocorto de los Yankees Derek Jeter en el cuarto inning. Jeter, quien se retira como jugador al final de la temporada, recibió una fuerte ovación y abrazó a cada compañero antes de reconocer al público. Ramírez conectó un sencillo en la quinta entrada y terminó de 2-1 con una base robada.

Pero no fue el único latinoamericano que contribuyó con su bate el martes por la noche.

El cañonero de Detroit Miguel Cabrera dio un bambinazo de dos carreras para darle a la Liga Americana una ventaja tempranera de 3-0 en el primer episodio. Miguel finalizó de 3-1. El antesalista de Milwaukee Aramis Ramírez pegó sencillo y anotó con un doble de Chase Utley en el primer inning para acortar la ventaja de la Liga Americana por 3-1.

Robinson Canó de los Marineros se fue de 2-0 con dos chocolates.

"Es un gran sentimiento, estar en el mismo equipo de Derek en su último Juego de Estrellas", declaró Canó. "Se vio bien. Si yo fuera él no me retiraría este año, hubiera jugado una temporada más".

Puig también se ponchó tres veces.

"Estoy orgulloso de tener a cinco cubanos aquí", dijo Puig. "Quizás en el futuro seamos más. Hemos trabajado bien duro para llegar aquí y nos enorgullece este logro".

Fueron días para el recuerdo en Minnesota.

El domingo, el mundo del béisbol tuvo una probadita de la ola de prospectos latinos en el Juego de las Futuras Estrellas. Un día después, Céspedes ganó el Festival de Jonrones por segundo año consecutivo.

"Este año fue un poco más difícil. Hubo más presión", manifestó Céspedes. "Sé que tengo poder. No tengo que hacer el más fuerte de los swings debido a mis habilidades naturales. Sólo esperé un buen lanzamiento, y lo demás llegó solo. Estoy feliz y orgulloso de ser el primero en varios años en ganar este evento en años consecutivos".