Dellín Betances. (AP)

NUEVA YORK -- Uno de los mejores elogios que le podrías dar al cerrador de los Yankees, David Robertson, es que no se ha mencionado mucho el nombre del panameño Mariano Rivera esta temporada. Pero de la misma manera, el nuevo taponero ha disfrutado ver al dominicano Dellin Betances impactar como el principal preparador de mesa.

Hasta Robertson, quien también ha tenido una buena campaña, estuvo impresionado con la presentación de Betances en los últimos dos juegos de la serie del fin de semana de los Yankees contra los Medias Rojas, cuando dos de las rectas del quisqueyano alcanzaron las 101 millas por hora.

"¿Cómo no te diviertes viendo eso?" manifestó Robertson. "Tiró a 101 millas por hora. Yo con suerte llego a 93 y él tira a 101".

Los 13.3 ponches por cada nueve entradas de Betances en 49 juegos (un total de 66 1/3 entradas) son la octava mayor cantidad en las Grandes Ligas esta temporada, mientras el diestro aprende a pulir su repertorio de dos lanzamientos con excelentes resultados.

"Definitivamente, pienso que ha superado las expectativas", declaró el dirigente de Nueva York, Joe Girardi. "Sabíamos que tenía un buen repertorio. En cierto sentido, sabíamos que éste sería un año que nunca había experimentado antes, si era que entraba en ritmo. Y eso es lo que ha hecho".

Robertson dijo que Betances sobresale por su deslumbrante repertorio, pero el joven relevista también está aprendiendo sobre la marcha. Betances se desarrollo como un abridor antes de convertirse en relevista en Ligas Menores en el 2012.

"Debes acostumbrarte al volumen de trabajo", señaló Robertson. "Eso toma un poco de tiempo. Obviamente debes saber primero cómo el cuerpo se adapta; ésa fue el mayor factor para mí. Cuando hago 65 o 70 presentaciones al año, algunas son en tres días consecutivos. Por eso debes estar listo para hacer pocos tiros antes de los juegos.

"Debes saber que tu brazo se siente bien y que puedes salir a hacer tu trabajo".