Miguel Angel González. (AP)

BALTIMORE - Miguel Angel González va a Triple-A Norfolk y está programado para lanzar entre apenas 3.0 y 5.0 entradas el martes contra Triple-A Buffalo.

Es así porque los Orioles quieren que el mexicano esté disponible por si hace falta una apertura del derecho ya para finales de la semana.

"Fue difícil para mí que hicieran esto, pero soy uno de los pocos muchachos que tiene opciones (de liga menor)", comentó González. "Entonces, por eso tengo que ir (a Triple-A), hacer una apertura y ver qué pasará después de eso".

González fue enviado a liga menor el sábado para hacerle espacio en el roster activo al derecho dominicano Ubaldo Jiménez, quien fue activado de la lista de lesionados e hizo su primera apertura desde el 5 de julio.

Por el momento, González-quien lleva marca de 6-6 y efectividad de 3.80 en el 2014--estará elegible para volver al equipo grande de Baltimore el 19 de agosto. Tendría una opción más de liga menor después de eso, pero de ahí podría ser subido en septiembre cuando los rosters se expandirán.

"Esa debería ser la última vez en su carrera que es bajado a liga menor", dijo el manager de los Orioles, Buck Showalter.

González es el segundo jugador productivo que Baltimore ha tenido que enviar a Triple-A en los últimos 11 días. Los Orioles pusieron para asignación al relevista Ryan Webb el 1ro de agosto para hacerle espacio a Andrew Miller, quien llegó al equipo vía cambio con los Medias Rojas. Curiosamente, Webb también tenía promedio de carreras limpias de 3.80, además de 34 ponches y sólo 10 bases por bolas otorgadas en 42 presentaciones.

Esta situación es bien diferente a años anteriores, cuando Baltimore luchaba por hallar pitcheo consistente y los lanzadores se la pasaban entre liga menor y el equipo grande por necesidad. Ahora es un lujo.

"Era difícil (la situación de antes), pero por una razón diferente", dijo Showalter. "No es cuestión de llamarlos y decirles, 'Hey, vas a Norfolk, puede que vuelvas. Bye'. No son así nuestras conversaciones".

A nivel colectivo, el pitcheo de los Orioles por fin ha tomado forma. Su efectividad de 3.67 es la sexta mejor de la Liga Americana y su promedio de carreras limpias de 3.03 desde el Juego de Estrellas es la séptima mejor de ambas ligas.

Con 2.92 en la segunda mitad de la temporada, González se ha visto impresionante pero sólo el cuarto mejor de la rotación de Baltimore desde la pausa.

"Estamos bien armados", dijo González. "Tenemos buen equipo. Tienes que ver eso y decirte, 'Bueno'. No puedes hacer nada al respecto.

Todo el mundo está lanzando bien. Todo el mundo está jugando bien. Uno de los muchachos tiene que ir a liga menor".