Masahiro Tanaka.

TORONTO - El lesionado as de los Yanquis Masahiro Tanaka fue enviado de regreso a Nueva York por sentir dolor en su brazo derecho, lo que representa un revés en su intento por reincorporarse a la rotación del equipo esta temporada.

"Obviamente existe preocupación, pero creo que lo analizaremos esta semana para saber en qué punto nos encontramos", dijo el manager Joe Girardi antes del juego del viernes por la noche en Toronto.

La estrella japonesa tiene foja de 12-4 y efectividad de 2.51 en su primera campaña en Grandes Ligas. No ha lanzado desde el 8 de julio mientras se recupera de un desgarro parcial del ligamento colateral cubital de su codo derecho, y los Yanquis esperan que pueda regresar para un último intento del equipo por alcanzar la postemporada.

Tanaka realizó 49 lanzamientos en un partido simulado el jueves y no reportó ninguna dolencia inusual. Sin embargo, el viernes sintió dolor general en todo su brazo.

"Quiero ser un poco cauteloso", indicó Tanaka. "No he lanzado por un par de semanas y luego empecé a lanzar de nuevo y aumentó el número de lanzamientos. Creo que esa es la razón por la que hay un poco de dolor".

Girardi dijo que pasaría "quizá una semana" hasta que Tanaka realice su siguiente sesión de bullpen. Hasta entonces, trabajará en el Yankee Stadium día a día y tendrá ligera actividad.

"Él va a seguir practicando y realizando algunos ejercicios que un lanzador normalmente haría, y ya veremos a partir de ahí", dijo el manager. "Por ahora está teniendo un leve revés, pero esperemos que eso sea todo".

Girardi reconoció que el retraso aumentó la posibilidad de que Tanaka no sea capaz de regresar esta temporada. Tanaka, sin embargo, no descarta lanzar en septiembre.

"Aún tenemos todo un mes", dijo Tanaka. "Yo voy a seguir y reforzar esto y hacer mi mejor esfuerzo para regresar".

Girardi y Tanaka se dijeron animados de que el dolor no se registró específicamente en el codo del lanzador.

La decisión de enviar a Tanaka de regreso a Nueva York fue tomada porque el gimnasio y las instalaciones de entrenamiento allá son más grandes y mejores que los de Rogers Centre, agregó Girardi.

Los Yanquis han usado a 12 abridores esta temporada, su máximo desde 2008, cuando recurrieron a 13.