© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/14/12 9:57 PM ET

Octubre no es lo mismo sin Derek Jeter

NUEVA YORK -- Alguien cubrió el domingo la posición de campocorto de los dueños de casa en el Yankee Stadium, pero no fue el eterno Derek Jeter.

Durante 16 años y 158 partidos consecutivos, Jeter había estado en la alineación de postemporada de los Yanquis de Nueva York.

"Cuando uno piensa en postemporada, se piensa en Derek Jeter", dijo el piloto de Detroit Jim Leyland.

Jeter no estuvo en el segundo partido de la serie de campeonato de la Liga Americana, que los Yanquis perdieron 3-0 ante los Tigres, ya que le estaban haciendo unas pruebas en el tobillo izquierdo que se fracturó la noche previa. El lugar del capitán fue ocupado por Jayson Nix.

Abajo ante los Tigres, los Yanquis enfrentan la difícil tarea de reagruparse sin su líder de tantos años.

Primero el panameño Mariano Rivera, cuya rodilla se torció durante una práctica de bateo en mayo. Y ahora, Jeter.

Habría que remontarse al sexto partido de la Serie Mundial de 1981 para encontrar la última vez que los Yanquis se presentaron a un partido de postemporada sin ninguno de los dos, Jeter ni Rivera

"Tuvimos que superar muchas cosas distintas este año", dijo el manager Joe Girardi. "Hemos perdido al más grande cerrador de la historia, con lo que la gente nos daba por muertos. Luego nos dieron por muertos en agosto y septiembre, diciendo que habíamos caído presa del pánico. Y nosotros nos reímos y dijimos que no, estaremos bien. Ganamos más partidos en la Liga Americana que ningún otro equipo".

Pero se trata de Jeter, que es tan parte del Yankee Stadium como el uniforme a rayas, los monumentos y los 27 banderines de Serie Mundial. Desde que un novato Mickey Mantle se lesionó la rodilla durante el segundo encuentro de la Serie Mundial de 1951 no habían perdido a un miembro tan integral del equipo por lesión durante un partido de postemporada.

"Es indestructible", dijo el otrora piloto de los Yanquis Joe Torre frente al dugout de Detroit.

Quizá a los 25. Quizá a los 30.

Pero no a los 38, cuando se pueden ver las sienes con canas y los músculos se hinchan más y los huesos se vuelven más frágiles.

A Jeter le hicieron estudios el domingo que confirmaron la fractura. Tenía una férula y usaba muletas, y vería en breve al especialista en pies Robert Anderson en Charlotte, Carolina del Norte.

Jeter no viajará con los Yanquis a Detroit, y se espera que su recuperación tarde unos tres meses.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


yankeesbeisbol.com