© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/15/12 3:00 PM ET

Cero capitán: Un reto enorme

Yankees obligados a seguir luchando sin Derek Jeter

DETROIT -- En medio de la búsqueda de la 28va corona de la franquicia, los Yankees de Nueva York perdieron a su capitán y líder, Derek Jeter, quien sufrió una fractura en el tobillo izquierdo en el primer choque de la Serie de Campeonato de la Liga Americana entre Nueva York y Detroit.

El equipo del uniforme rayado se encuentra abajo 0-2 ante los Tigres, con el Juego 3 de su serie programado para el martes en Detroit.

Por primera vez desde 1981, los Yankees juegan una postemporada sin Jeter ni el relevista panameño Mariano Rivera, quien quedó fuera con una lesión en la rodilla derecha en mayo.

Desde 1996 Nueva York ha ganado cinco Series Mundiales. ¿Y la última vez que fueron campeones sin Jeter y Rivera?

Fue en 1978.

Contra muchos pronósticos, los Yankees sobrevivieron la ausencia de Rivera. El dominicano Rafael Soriano dio la cara como cerrador con 42 juegos salvados en 46 oportunidades, con efectividad de 2.26.

Pero ahora ha caído en medio de la postemporada otro pilar del equipo, el pelotero más emblemático de la franquicia desde hace más de 15 años.

"Es algo grave, es una pérdida grave", dijo el zurdo Andy Pettitte, quien también ha ganado cinco anillos con los Yankees junto a Jeter y Rivera. "Obviamente es el capitán, pero tenemos que seguir adelante. Los otros tendrán que dar la cara y hacer un buen trabajo."

Pettitte tiene toda una vida de béisbol jugando con Jeter. Pero hasta los más nuevos de los Yankees sienten el impacto de la ausencia del torpedero de 38 años, quien debutó en Grandes Ligas vistiendo el uniforme rayado en 1995.

"Es un momento bien difícil para todos nosotros", dijo el toletero Raúl Ibáñez, quien apenas llegó a los Yankees en el 2012. "Es obvio lo que significa para nuestro equipo y es obvio el porqué ha sido tremenda parte de tantos campeonatos."

Por supuesto, el impacto de Jeter trasciende el mundo de los Yankees. En sus siete postemporadas como manager de Grandes Ligas, el dirigente de Detroit, Jim Leyland, ha disputado tres series de playoffs contra el equipo de Nueva York y su capitán.

"Cuando piensas en béisbol de postemporada, piensas en los Bravos de Atlanta y sus 14 (títulos divisionales consecutivos), el Señor Octubre Reggie Jackson y Derek Jeter", dijo Leyland. "Es un tema difícil, debido a lo que ha hecho en la postemporada y lo que significa tanto para los Yankees como para el béisbol en sentido general."

Jeter no se encuentra con el equipo. El domingo le fue confirmado el diagnóstico original de una fractura en el tobillo izquierdo. Tanto el manager de los Yankees, Joe Girardi, como el gerente general Brian Cashman sospechan que los persistentes dolores que venía sufriendo en el mismo pie Jeter-quien insistía en no tomar descanso-pudieron haber incidido en la fractura, que se produjo mientras el veterano se movía hacia su izquierda para manejar un rodado del dominicano Jhonny Peralta.

Jeter anda con muletas y está programado para verse con el Dr. Robert Anderson, especialista en el tratamiento de pies y tobillos, en Charlotte, Carolina del Norte.

Desde mayo, Soriano, David Robertson y el resto del bullpen de los Yankees hizo lo suficiente para que no se sintiera tanto la ausencia de Rivera, un futuro Salón de la Fama y considerado el mejor taponero de la historia.

Ahora, en un período mucho más corto, intenso y con la temporada entera en el balance, Nueva York dependerá de Jayson Nix y tal vez el dominicano Eduardo Núñez en las paradas cortas.

"Perdimos al mejor cerrador de todos los tiempos y la gente nos dejó por muertos", dijo Girardi. "La gente nos dejó por muertos en agosto y septiembre. Pero al final ganamos más juegos que cualquier otro equipo en la Liga Americana."

De su parte, en vez de enfocarse en lo que se ha perdido, Nix prefiere concentrarse en su nuevo rol, con tal de ayudar a los Yankees a seguir adelante.

"Al fin y al cabo Derek está fuera y yo estoy aquí", dijo Nix. "Entonces, es una oportunidad para mí y es hora de hacer lo que puedo hacer. Estoy entusiasmado con eso."

Girardi ve con buenos ojos esa actitud.

"Tenemos que hallar la forma", expresó el capataz. "Lo hemos hecho durante todo el año. ¿Con cuánta frecuencia hemos contado con nuestro lineup entero? No mucha. Pero aún estoy poniendo a nueve jugadores que son bien capaces.

"Entonces, (Jeter) diría, 'Bien. Vamos arriba'."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


yankeesbeisbol.com