© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/04/12 10:00 PM ET

Aguas difíciles para los neoyorquinos

Joe Girardi trata de mantener a flote la nave de Yankees

NASHVILLE - Una vez más, los Yankees están en boca de todos durante unas Reuniones Invernales.

Pero esta vez, no es por lo que hayan sumado ni por lo que hayan gastado, sino por lo que les falta y la incertidumbre de su alineación titular de cara a la próxima temporada.

Sin embargo, un día después de que el gerente general Brian Cashman se viera relativamente tranquilo ante las lesiones de Alex Rodríguez y Derek Jeter, el manager Joe Girardi tampoco expresó pánico ante la situación de los Bombarderos del Bronx.

"Me he acostumbrado a ver los movimientos hacerse tarde (en el invierno)", dijo Girardi en el Hotel Gaylord Opryland de esta ciudad. "Basándome en las conversaciones internas que hemos sostenido, sé que vamos a contar con la gente indicada para cuando empiecen los entrenamientos. Sé que todo el mundo quiere saber ahora mismo qué van a los Yankees en el 2013. Pero no me preocupo demasiado por eso."

Los huecos son muchos. A-Rod estará fuera por lo menos hasta junio debido a una cirugía pendiente en la cadera. Jeter se recupera de una fractura en el tobillo izquierdo y, en el mejor de los casos, se reintegraría al equipo a mediados de marzo.

Además, no hay nadie ahora mismo programado para sustituir a Nick Swisher (agente libre) en el jardín derecho, ni hay un receptor definido (¿A.J. Pierzynski?) que reemplace a Russell Martin (firmado por los Piratas).

Ahora mismo la mayor preocupación parece ser el lado izquierdo del cuadro interior. Aun si se cuenta con un Jeter listo para el Día Inaugural en el campo corto-algo no garantizado-la tercera base es una interrogante de mayores proporciones.

Los Yankees han expresado que el dominicano Eduardo Núñez se perfila estrictamente como torpedero. Entonces, aparte de rumores de una posible firma de Jeff Keppinger o Kevin Youkilis, sigue siendo un misterio quién estará en la antesala para el Día Inaugural.

"Es un hueco bastante grande que llenar", reconoció Girardi. "Es posible que no se haga necesariamente con una sola persona. No sabemos exactamente cómo lo vamos a hacer. Dejaremos que las cosas evolucionen. No es lo que esperábamos."

En años anteriores, sobre todo cuando el fenecido George M. Steinbrenner era dueño y "Jefe" del equipo, los Yankees empleaban su enorme poder económico para mejorar en cualquier posición. Pero ahora, con el deseo de Nueva York de llegar a una nómina de US$189 millones o menos para evitar el impuesto de lujo, las cosas son bien diferentes con Hal Steinbrenner-hijo de George-a cargo de las finanzas de la organización.

"Quizás sea un poco distinto", concedió Girardi, quien es manager de los Yankees desde el 2008 y ganó tres anillos de campeón con el equipo como jugador entre 1996 y 1999. "Hay algunas cosas que lucen diferentes. Pero aún vamos a tener una nómina bien alta. Aún vamos a contar con jugadores de calidad ahí."

Muy cierto.

A pesar de todo, los Yankees vienen de ganar 95 juegos y otro título del Este de la Liga Americana. Quedan nombres como el dominicano Robinson Canó, Mark Teixeira y Curtis Granderson, entre otros.

Y claro, Nueva York trajo de regreso para el 2013 a los lanzadores veteranos Hiroki Kuroda y Andy Pettitte, además del panameño Mariano Rivera. Por el lado del pitcheo, las cosas se ven menos preocupantes-aun con la partida del relevista dominicano Rafael Soriano.

"Me siento bien en cuanto a nuestra rotación", dijo Girardi, quien debe de contar con CC Sabathia, Kuroda, Pettitte, Phil Hughes y un quinto abridor entre Dave Phelps y el dominicano Iván Nova. Además, el quisqueyano Michael Pineda podría regresar a mediados del año, recuperado de una cirugía Tommy John. "La clave es que esos muchachos se mantengan en salud. Pero nos sentimos bien con los brazos que tenemos."

Rivera, quien se perdió casi todo el 2012 debido a una lesión en la rodilla derecha, podría considerarse una interrogante, sobre todo con sus 43 años de edad. Para apoyar al taponero istmeño están David Robertson, Boone Logan, Joba Chamberlain y el dominicano César Cabral, entre otros.

Al igual que con la situación del lineup, a Girardi no se le ve nada de pánico-sobre todo con la profundidad después del cerrador veterano.

"Siento que (el bullpen) está ya conformado", expresó el piloto. "Obviamente va a haber algo de competencia porque Cabral va a estar de regreso (de su fractura en el codo izquierdo) y esperamos que él esté lanzando por nosotros en los entrenamientos. Creo que a lo mejor tenemos suficientes brazos ahí."

¿UNA FILOSOFÍA CAMBIANTE?
Es obvio que los Yankees han alterado su estrategia invernal, comparada con la de hace varios años. Con eso en mente, Girardi posiblemente tenga que cambiar un poco su mentalidad como manager al contar con jugadores jóvenes en papeles clave.

"Con la manera en que nuestra nómina va a ser y siguiendo adelante, ayuda si los muchachos que suban por el sistema pueden ser productivos", dijo. "Pero si sientes que no están listos, no vas a ponerlos ahí porque quieras darles turnos a los jóvenes. Tienen que estar preparados para jugar a un alto nivel todos los días."

Alto nivel. A eso están acostumbrados los Yankees y sus fans desde hace mucho, mucho tiempo. Pero definitivamente, algunas cosas han cambiado en el Bronx, por lo menos en cuanto los gastos invernales se refieren.

Pero para Girardi, jugar a un alto nivel sigue siendo la expectativa que le tiene a su equipo.

"Nuestra visión es ganar la Serie Mundial todos los años", expresó. "Sé lo difícil que es por las tantas rondas de los playoffs y lo competitiva que es nuestra división (Este de la Americana). Pero no creo que haya cambiado la mentalidad de lo que tratamos de hacer."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


yankeesbeisbol.com