© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/27/12 3:30 PM ET

Final amargo para los Bombarderos

A los Yankees se les acabó la gasolina en el 2012

NUEVA YORK -- Los Yankees del 2012 serán recordados como un equipo cuyos bates se enfriaron en el momento menos oportuno.

Pero para ser justo, hay que señalar que antes de que Nueva York fuese barrido por los Tigres en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, superó una devastadora oleada de lesiones para ganar 95 partidos y capturar el banderín de su división.

Si hubiéramos sabido de cara a la temporada del 2012 que los Yankees iban a enfrentar lesiones serias del panameño Mariano Rivera, Alex Rodríguez, Mark Teixeira, CC Sabathia, Andy Pettitte, Brett Gardner y el quisqueyano Michael Pineda, 95 triunfos y un pase a la postemporada no lucirían nada mal.

Los Yankees establecieron un récord de la franquicia en el 2012 al disparar 245 jonrones y encabezaron las Grandes Ligas con 10 cuadrangulares con las bases llenas. También gozaron de un pitcheo excepcional, tanto en los playoffs como en la campaña regular. Tres de sus abridores - Sabathia, Hiroki Kuroda y Phil Hughes - se apuntaron al menos 15 victorias cada uno y el dominicano Rafael Soriano logró 42 rescates en 46 oportunidades para estabilizar un bullpen que sufrió un golpe enorme cuando Rivera se lesionó a principios de mayo.

Aquí le damos un vistazo a los altibajos de los Mulos en el 2012.

5. Soriano dio la cara

Lo inimaginable sucedió el 3 de mayo cuando Rivera sufrió un desgarre en la rodilla derecha mientras atrapaba elevados en el Kauffman Stadium de Kansas City durante las prácticas de bateo. Pero los Yankees parecían estar preparados para seguir adelante sin el líder en salvamentos de por vida, ya que Soriano brilló como taponero.

4. Un nuevo hogar para Ichiro

El 22 de julio en el Safeco Field, Ichiro Suzuki pasó de los Marineros a los Yankees. Nueva York estaba deseoso de un jardinero veloz ante la ausencia de Gardner, quien se perdió casi toda la temporada debido a una lesión en el codo. Por su parte, Ichiro también parecía necesitar a los Yankees. Rodeado de veteranos y una tradición de éxitos, el japonés se creció y bateó para .322 con cinco jonrones, 27 remolcadas y 21 bases robadas en 67 juegos para ayudar a Nueva York a ganar la división.

Este invierno, Ichiro supuestamente aceptó menos dinero para permanecer en el Bronx al negociar un contrato de dos años y US$13 millones.

3. No aflojó el Capitán

Es una lástima que la última imagen de Derek Jeter en el 2012 sea del veterano saliendo del terreno en el Juego 1 de la SCLA con ayuda del manager Joe Girardi y del preparador físico Steve Donohue. Jeter había estado jugando con molestias en el tobillo durante un buen tiempo hasta que ya no pudo más.

Quizás nunca sabremos qué tan adolorido estaba Jeter, ya que su desempeño no dio indicación alguna de ello. A sus 38 años de edad, el veterano lució como en sus mejores tiempos y encabezó las Grandes Ligas con 216 imparables.

Jeter enfrenta una difícil rehabilitación y recuperación de cara al 2013, pero los Yankees esperan que su campocorto esté en su lugar de siempre para el Día Inaugural.

2. Un título divisional muy sufrido

Por 13era vez desde 1996, los Yankees fueron campeones del Este de la Americana. Pero a pesar de que tenían una ventaja de 10 juegos en la división a partir del 18 de julio, no aseguraron el banderín sino hasta el último día de la campaña. Con los Orioles de Buck Showalter pisándoles los talones, los Yankees tuvieron poco margen de error en septiembre y disputaron cada serie bajo un ambiente de playoff.

1. Llega el invierno en Detroit

El final siempre es la parte más importante de la temporada para los Yankees y por tercer año consecutivo, no culminó en un título de la Serie Mundial. Los Yankees se fueron calladitos en la Serie de Campeonato. En ningún momento tuvieron la ventaja en el marcador y cruzaron el plato en sólo tres de los 39 innings de dicha serie.

Nueva York derrotó a Baltimore una Serie Divisional en la que Raúl Ibáñez se convirtió en el primer jugador en la historia de Grandes Ligas que suena tres bambinazos del noveno inning en adelante en una misma postemporada.

Si el veterano de acescencia cubana tuvo la oportunidad de brillar, fue debido a la falta de producción de A-Rod. Rodríguez se fue de 25-3 tres en los playoffs. Girardi se vio obligado a dejar en la banca al jugador mejor pagado del club en partidos cruciales.

A-Rod fue quien más titulares acaparó, pero el dominicano Robinson Canó se pasmó tras terminar la temporada regular encendido. De hecho, el dominicano estableció un récord de Grandes Ligas al irse de 29-0 contra los Orioles y Tigres. Granderson y el jardinero Nick Swisher también fallaron en situaciones claves y fueron dejados en la banca.

No era el final que los Yankees tenían en mente, no tras terminar en el segundo lugar de la Gran Carpa con 804 carreras anotadas en la campaña regular.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


yankeesbeisbol.com